Con Calderón, se dispara la industria del secuestro

miércoles, 2 de febrero de 2011

MÉXICO, D.F., 2 de febrero (apro).- El Consejo Ciudadano para la Seguridad Pública y Justicia Penal dio a conocer hoy que en 2010 se registraron 2 mil 142 plagios en México, 295 más de los oficialmente reconocidos por las instancias gubernamentales competentes, sin incluir los secuestros exprés ni los plagios de migrantes.
En conferencia de prensa, el dirigente de ese organismo, José Antinio Ortega Sánchez, reveló además que, de acuerdo con datos del Sistema de Seguridad Pública (SNSP) y la Procuraduría General de la Republica, de los mil 847 secuestros reconocidos formalmente 209 víctimas fueron asesinadas por sus captores.
El también líder del movimiento blanco aseguró que muchos de los datos que proporcionan los gobiernos locales sobre homicidios dolosos están “rasurados” y que las cifras de secuestros suelen estar “falsificadas  y sub-registradas.”
Por ejemplo, mencionó que los gobiernos de Veracruz, Tamaulipas y Nuevo León no reportaron en 2010 el número real de sus secuestros.
En el caso particular de Veracruz, dijo que el gobierno estatal reportó al SNSP cero plagios, las autoridades federales registraron ocho y la prensa local contabilizó 11.
Asimismo, el gobierno de Tamaulipas considero sólo 25 secuestros cuando el Ejercito Mexicano rescató a 173 personas. En Nuevo León, lasautoridades estatales registraron 18 secuestros, cuando en realidad ocurrieron 103.
En conferencia de prensa, Sánchez conjeturó que podría existir otros dos mil 142 secuestros “no denunciados” que incrementarían la cifra de secuestros a 4 mil 284 sólo en 2010.
Además, advirtió que el secuestro de inmigrantes indocumentados se ha incrementado 200% más en el sexenio de Felipe Calderón. Actualmente, dijo, se tiene una cifra de mil 847 inmigrantes secuestrados.
El autor del libro “Secuestro en México” indicó que el 2010 ha sido el año con los índices de secuestros más altos en la historia del país.
De acuerdo con el estudio de 1971 a 2010, mil 253 víctimas han sido asesinadas y de el 30% de esos casos han ocurrido en este sexenio.
El análisis indica que entre las administraciones de Luis Echeverría y Carlos Salinas, el promedio anual de secuestrados asesinados fue de seis; en la de Ernesto Zedillo de 42; en la de Vicente Fox de 59, y en la de Felipe Calderón de 123 por año.
Aunque aseguró que el aumento de secuestros durante el sexenio son la prueba rotunda del fracaso de la estrategia gubernamental contra el secuestro, Ortega Sánchez reconoció que, sin la intervención del Ejercito Mexicano, el número de secuestros se incrementarían y “las 570 personas que fueron rescatadas por ellos hubieran sido asesinadas.”
Prosiguió:
“Por ello, resulta indignante la campaña de caricaturistas de izquierda de México Unidos Contra la Delincuencia y del gobernador Enrique Peña Nieto en contra del combate que el Ejército libra contra los grupos del narcotráfico”.
 Antonio Ortega  consideró una “farsa” el Registro Nacional de Usuarios de Telefonía Móvil y  la Ley sobre el Secuestro.
“Son una cortina de humo y un medio para que las autoridades políticas y de seguridad publica compren tiempo… la problemática no deriva de la legislación sino de la falta de voluntad política, como se observó en los secuestros de Eduardo García Valseca y  de Alfredo Harp donde el  gobierno no hizo nada”, concluyó.

Comentarios