Exigen estudiantes frenar violencia en Jalisco

miércoles, 2 de febrero de 2011

GUADALAJARA, Jal., 2 de febrero (apro).- Alrededor de mil estudiantes salieron a la calle para exigir un freno a la violencia en Jalisco, luego de las balaceras y granadazos registrados la víspera en esta capital.
La protesta fue convocada ayer por la noche por estudiantes del Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Occidente (ITESO), y arrancó aproximadamente a las 17:00 horas de este miércoles en el cruce de Avenida Chapultepec y La Paz, hasta llegar a la Plaza de Armas, en el Centro Histórico de Guadalajara.
Frente al Palacio de Gobierno, el estudiante Miguel Arévalo exigió a las autoridades “que nos regresen esa seguridad pública que nos merecemos; el corazón de esta marcha es demostrar que como ciudadanos queremos y tenemos derecho de apropiarnos de nuestras calles y espacios públicos”.
Otro de los estudiantes informó a los asistentes que se abrirá una cuenta de correo para recibir todas las propuestas ciudadanas contra la violencia.
La marcha estuvo acompañada de la canción "Cielito Lindo" y consignas como "Nada ni nadie me quita mi ciudad" y "No más violencia, Jalisco no te rajes".
En tanto, el gobernador de Jalisco, Emilio González Márquez, afirmó que los narcobloqueos, granadazos y balaceras de anoche en la zona metropolitana de Guadalajara obedecieron a una respuesta de la delincuencia organizada a la “eficacia” de las corporaciones policiales de la entidad.
“Estamos trabajando del lado de la ley, no nos hemos acobardado, ni lo haremos; no nos hemos vendido con el narco, ni lo haremos”, puntualizó el mandatario panista.
Y aclaró que de los siete “intentos” de bloquear la circulación en calles, avenidas y carreteras, sólo uno dio resultado, y la rápida respuesta y coordinación de los cuerpos policíacos estatales, municipales y federales, agregó, ayudaron a mitigar las acciones violentas.
El secretario de Seguridad Pública (SSP) de Jalisco, Luis Carlos Nájera, secundó a González Márquez al afirmar que los granadazos del martes fueron en represalia a la detención de dos miembros de “La Resistencia”.
    En conferencia de prensa en las instalaciones de la SSP, el funcionario estatal presentó a Julio César Cervantes, con domicilio en Ecatepec, Estado de México, y Bernardo Arroyo Moreno, vecino de Periván, Michoacán, detenidos por la policía del estado alrededor de las 16:00 horas de ayer.
“A las 19:00 horas recibimos una llamada advirtiéndonos que los soltáramos o habría consecuencias, y a las 21:00 horas se dieron los ataques”, dijo Nájera.
La noche de ayer, la zona metropolitana de Guadalajara y algunos puntos cercanos a la mancha urbana en Jalisco fueron sacudidos con la detonación de granadas de fragmentación y bombas Molotov, así como la quema de varios carros y camiones de carga, además de balaceras en diversos puntos de Jalisco y una alerta generalizada que obligó a las autoridades estatales a decretar el “Código Rojo” entre las corporaciones policíacas.
Las acciones de la delincuencia organizada iniciaron antes de las 21:00 horas, con el estallido de una granada de fragmentación en instalaciones de la Policía de Tonalá, ubicadas en la colonia Arroyo de Enmedio, sobre la carretera libre a Zapotlanejo. En ese hecho resultó lesionado un elemento de esa corporación.
Poco después, sobre la carretera Guadalajara-Chapala, a la altura del kilómetro 9, un grupo de sujetos armados bloqueó esa vialidad con un tráiler, cuyo conductor fue bajado por la fuerza, luego de lo cual los delincuentes rociaron de gasolina la unidad y le prendieron fuego. En cuanto los criminales huyeron de la zona, el chofer logró apagar las llamas.
En el lugar, peritos del Instituto Jalisciense de Ciencias Forenses aseguraron 20 Casquillos de rifles de asalto tipo AR 15 y AK 47.
En otro hecho ocurrido en el municipio de Tlaquepaque, sobre el Periférico y la avenida Ocho de Julio, un tráiler y una grúa fueron incendiados. Las autoridades sólo se reportaron daños materiales y afectaciones a la vialidad.
Minutos más tarde, en el denominado Puente Atirantado, sobre el cruce de las avenidas Lázaro Cárdenas y Lorenzana, sujetos armados incendiaron un camión de la ruta 646, antes de lo cual subieron a la unidad y exigieron a los pasajeros que descendieran.
En Avenida Colón y Ahuehuetes, en el sur de la zona metropolitana, otro grupo de criminales trató de bloquear la vía del Tren Ligero con un camión del transporte urbano. En el lugar, el chofer de la unidad fue lesionado con arma de fuego por  negarse a cumplir las órdenes de los agresores.
Más tarde, la Policía de Zapopan confirmó el ataque a dos vehículos con una granada en el cruce de Vallarta y avenida Central, en Ciudad Granja, cerca de una distribuidora de carros Nissan.
Sobre López Mateos y avenida Las Fuentes,  otro minibús de la ruta 625 estuvo a punto de perderse en las llamas, pero el chofer logró controlar el fuego después de que su camión fue rociado con gasolina. Cerca de esa zona, sobre la calle de Cancún y privada Caoba, las autoridades estatales localizaron una pistola calibre .9 milímetros que estaba tirada sobre la cinta asfáltica.
Frente a tales hechos, el gobernador Emilio González Márquez suspendió un viaje a Campeche, programado para este miércoles, para promover los Juegos Panamericanos.
Con carácter de urgente, el mandatario estatal convocó a una reunión, en Casa Jalisco, con el gabinete de Seguridad, alcaldes de los municipios conurbados y representantes de la Secretaría de la Defensa Nacional.
Tras el encuentro, el mandatario dijo que solicitará la aprobación de un presupuesto de mil millones de pesos para reforzar la infraestructura de las dependencias de seguridad para combatir a las bandas del crimen organizado.
Mientras tanto, en el Distrito Federal, la Procuraduría General de la República (PGR), informó que el Ministerio Público abrió la averiguación previa AP/PGR/JAL/GDL/AG2M3/587/2011 en contra de quien o quienes resulten responsables de los delitos de delincuencia organizada, terrorismo y violación de la Ley Federal de Armas de Fuego, derivada de los hechos violentos registrados en la zona metropolitana de Guadalajara.