Gobierno de Jalisco responsabiliza a TV Azteca por la difusión de promocionales

martes, 22 de febrero de 2011

GUADALAJARA, Jal., 22 de febrero (apro).- El gobierno de Emilio González Márquez endosó a TV Azteca la responsabilidad por la difusión de los promocionales alusivos a su IV Informe de Gobierno.
    Lo anterior consta en el legajo de pruebas que el vocero del gobierno estatal, Rubén Alonso González, entregó al Instituto Federal Electoral (IFE), donde hay dos denuncias contra González Márquez –una del PRD y otra de oficio-- por presuntos actos anticipados de campaña.
Alonso González explicó que entregó al IFE las pruebas para demostrar que los anuncios del gobierno estatal se presentaron en cadena nacional por un error de Televisión Azteca.
    Desde el 11 de enero el PRD presentó una queja contra la campaña publicitaria de Emilio González Márquez, quien pretende ser candidato del PAN a la Presidencia de la República, mientras que la Comisión de Quejas y Denuncias del  IFE abrió otra investigación de oficio.
Los spots fueron transmitidos en cadena nacional, incluyendo los estados de Guerrero y Baja California Sur, que estaban en pleno proceso electoral.
“Presentamos nuestros alegatos y algunas pruebas, como los documentos en donde expresamente el gobierno del estado pidió que no se transmitieran en Guerrero y Baja California, porque había procesos electorales en curso. Y en torno a la difusión nacional, pues (queremos) demostrar con los elementos que tenemos a nuestro alcance, que se trataba de un informe de gobierno no de un acto de propaganda”, explicó.
    Rubén Alonso responsabilizó a Televisión Azteca del error de la transmisión de spots: “Fue un problema técnico; y la prueba es que ni siquiera se transmitieron todos los días. Solamente fueron cinco comerciales, cuatro en Guerrero y uno en Baja California. Luego del error ellos hicieron el ajuste para no transmitir más.”
La campaña publicitaria arrancó el 25 de enero y terminó el 6 de febrero y, según documentó en su momento Proceso Jalisco, los spotys violaron el artículo 228 del Código Federal de Instituciones y Procedimientos Electorales (Cofipe), que especifica que la propaganda de informes de gobierno debe transmitirse únicamente en canales y estaciones de cobertura regional, es decir, sólo en el estado que gobiernan.
El costo de la difusión por estos spots fue de 85 millones de pesos, de los cuales 46 millones fueron para Televisa y 16 para Televisión Azteca. Además, en paquetes para tres empresas de cable se gastaron siete millones; en estaciones de radio locales, otros 21 millones; y para cadenas nacionales de radio desembolsaron 21 millones.
En tanto, tres millones de pesos fueron para diarios y revistas, y un millón más para espectaculares, de los cuales cinco se colocaron en avenidas del Distrito Federal. Dos millones de pesos más se gastaron en portales de internet dedicados a los espectáculos y a los deportes.
Con todo, Rubén Alonso indicó que no existe sanción en la ley para este tipo de conductas, “que, reiteramos, fueron por error de la televisora”.
Adelantó que todo quedará en una “llamada de atención”, como ocurrió con los spots de Peña Nieto.
Mientras tanto, Emilio González Márquez continúa su gira de trabajo en Chicago con el pretexto de inaugurar “la primera Casa Jalisco” en el extranjero, que, Según él, servirá para vincular a jaliscienses que viven en el medio oeste de la Unión Americana, además de que se planea otra más en California.
Lo curioso es que esta misma casa ya había sido inaugurada en diciembre del 2009 por el secretario de Educación en el estado, Antonio Gloria Morales y “coincidentemente” vuelve a inaugurarse el día que el IFE citó para responder por los spots.