Por "confusión", los Zetas habrían asesinado a agente de EU

miércoles, 23 de febrero de 2011

MÉXICO, DF, 23 de febrero (Apro).- La Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) presentó a una célula del cartel de Los Zetas como presunta responsable del asesinato del agente estadounidense Juan Zapata, quien pertenecía al grupo de agencias estadounidenses civiles y militares que investigan el narcotráfico en México.

Tras varias horas de haber anunciado la detención en San Luis Potosí de uno de los supuestos implicados, la Sedena presentó a la prensa en la ciudad de México al grupo que encabeza Julián Zapata Espinosa, El Piolín, quien según la Sedena declaró que el ataque contra el agente estadounidense se debió a una confusión con una organización contraria a Los Zetas.

El Piolín fue presentado junto con otros cinco integrantes de la célula detenida el miércoles tras realizar operativos en cuatro domicilios de la capital potosina. Los señalados como responsables estaban visiblemente golpeados y algunos tenían dificultad para caminar.

El vocero de la Sedena, el coronel Ricardo Trevilla leyó un comunicado en el que se asegura que en total fueron detenidas nueve personas. Entre ellas, tres mujeres y un menor de edad, quienes no fueron presentados a la prensa, pero las mujeres fueron identificadas como Diana Margarita Guerrero Morales, Roxana Mireya Ríos Velázquez y Magaly Chaín Castillo López, esposa de El Piolín.

De los detenidos, dice, cinco fueron señalados como Zetas: Armando Álvarez Saldaña, Mario Domínguez Realeo o Domingo Díaz Rosas, Jesús Iván Quesada Peña, El Loco, Martín Bárcenas Tapia y Rubén Darío Venegas, El Catracho, de nacionalidad hondureña. Además, informó la aprehensión de una persona que se identificó como Luis González Villarreal.

Según el vocero, en el ataque al agente estadounidense participaron El Catracho, El Loco y El Piolín, quien según el vocero es investigado desde hace tiempo por distintos delitos federales.

Al grupo les fueron aseguradas cinco armas largas y una corta, cinco vehículos –uno de ellos blindado–, teléfonos, radios de comunicación y documentación, entre ella nómina de pagos a miembros del cartel nacido a mediado de los noventa con desertores del Ejército que se sumaron al cartel del Golfo, al mando entonces de Osiel Cárdenas Guillén.

El coronel Trevilla aseguró que la detención está relacionada con la detención de siete integrantes del mismo cartel el 4 de diciembre pasado en esa entidad.

Agregó que la PGR abrió la averiguación previa PGR/SLP/SLP/-V-104-D/2011 por los delitos de homicidio, homicidio en grado de tentativa, lesiones y lo que resulte.

Antes de que la Sedena diera detalles de la detención, tanto el presidente Felipe Calderón como el embajador de México en Estados Unidos, confirmaron el arresto vía la red social twitter.

Horas después del asesinato del agente del Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE, por sus siglas en inglés), ocurrido el 15 de febrero pasado en una carretera de San Luis Potosí, el gobierno de Estados Unidos aseguró que la Oficina Federal de Investigaciones (FBI) encabezaría un grupo de trabajo encargado de las investigaciones.

Zapata falleció cuando se desplazaba por carretera entre la ciudad de México y Monterrey junto con el agente Víctor Ávila.

Sobreviviente, Ávila aseguró que se trató de una emboscada de al menos 15 personas.

En el funeral de Zapata, realizado el martes en Brownsville, Texas, la secretaria de Seguridad Interna, Janet Napolitano, advirtió que en el gobierno de Estados Unidos “no vamos a descansar ni a ceder en nuestra determinación hasta ver que los responsables sean detenidos y paguen por sus crímenes”.

El martes, la Procuraduría de Justicia de San Luis Potosí, anunció que con el apoyo del Ejército detuvo a 14 policías de la secretaría de Seguridad del estado que fueron consignados por delitos vinculados al ejercicio indebido de sus funciones; entre ellos, encubrimiento y deslealtad.

 

 

 

Comentarios