Atendimos "perfectamente bien a Don Polo": militar

jueves, 24 de febrero de 2011

Durango, Dgo., 24 de febrero (apro).-Finalmente, el general de la décima Zona Militar, Germán Javier Jiménez Mendoza, rompió el silencio respecto al asesinato de Leopoldo Valenzuela, “Don Polo”, ejecutado el 4 de febrero en el municipio de Nuevo Ideal tras denunciar públicamente el secuestro de su hijo.

“El Señor Don Polo vino dos veces a mi oficina y se le atendió perfectamente bien”, justificó el mando del Ejército.

Jiménez Mendoza, cambió, incluso, el sentido de los acontecimientos narrados por Leopoldo Valenzuela a Proceso: “En una ocasión quedamos en encontrarnos en un lugar, donde nos veríamos para ir a donde presuntamente estaba secuestrado su hijo, pero (Don Polo) no llegó”.

Antes, Leopoldo Valenzuela había declarado que había sido la milicia la que no llegó cuando irían a buscar a su hijo.

El general aseguró, incluso, que el mismo afectado regresó a ofrecer disculpas por no haberse presentado.

Jiménez Mendoza consideró que la condición de “Don Polo”, de susceptibilidad por lo que estaba sufriendo, lo habría llevado a realizar algunas imprecisiones al declarar ante algunos medios de comunicación.

“Se aclaró y se platicó que allá se le había atendido. Incluso quién él señaló le habría acompañado en dos o tres recorridos”, insistió.

Sobre si se realizará una investigación a los agentes acusados de omisión, el militar la descartó, al considerar que todo está aclarado institucionalmente. Añadió que tras el asesinato de “Don Polo”, la zona militar que él coordina ha buscado ponerse en contacto con su familia, aunque sin lograrlo.