Por violencia, suspenden médicos consultas y cirugías en Durango

jueves, 24 de febrero de 2011

DURANGO, Dgo., 24 de febrero (apro).- El presidente del Colegio Médico de Durango, Eduardo Díaz Juárez, anunció la suspensión –a partir de este viernes 25 y durante 72 horas-- de todas las consultas y cirugías como una acción de protesta por la ola de inseguridad que aqueja a la entidad.
Apenas la noche del miércoles 23, el ginecólogo Javier Roqueta Fregoso fue asesinado en la entrada de una clínica de su propiedad, ubicada en el fraccionamiento Hernández, en el primer cuadro de la ciudad.
    Según testigos, al menos tres sujetos trataron de plagiarlo poco después de las siete de la noche cuando abandonaba el establecimiento. Sin embargo, el médico, de 60 años, trató de resguardarse en la clínica. Peritos de la Fiscalía General del Estado (FGE) contabilizaron 20 casquillos calibre .9 y .45 milímetros en la escena del crimen.
En tanto, Díaz Juárez explicó que la decisión fue tomada en una asamblea extraordinaria del Colegio que preside; en ella, detalló, prácticamente todos estuvieron de acuerdo en que sólo se atiendan casos de urgencia a partir del viernes.
Incluso, señaló, consultorios y clínicas particulares se unieron a la determinación.
Así, anunció, el grueso de la comunidad médica de Durango no trabajará en las clínicas y hospitales del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (ISSSTE) y del Sector Salud, por lo que llamó a la sociedad a que se abstenga de acudir en tanto no haya un nuevo aviso.
El líder de los médicos añadió que no retomarán sus actividades hasta no recibir garantías de seguridad para el gremio y no se atrape a los responsables del homicidio de Roqueta Fregoso.
Por su parte, el secretario de Salud, Alejandro Campa Avitia, hizo a los médicos un llamado a la prudencia. “No podemos tomar una actitud en la que podamos afectar a nuestros pacientes”.
En entrevista telefónica desde la Ciudad de México, el funcionario estatal anunció su retorno inmediato a Durango para iniciar el diálogo con los médicos y encontrar solución a sus demandas de manera conjunta con las autoridades de seguridad.
Horas más tarde se llevó a cabo una reunión convocada por el secretario general de Gobierno, Héctor Vela, a la que acudieron los delegados del IMSS, Rogelio Alonso Vizcarra, y del ISSSTE, Cuauhtémoc Armas Enríquez, así como el titular de Salud estatal, Alejandro Campa Avitia.
Por cierto al encuentro no acudió el presidente del Colegio Médico de Durango, Eduardo Díaz Juárez, promotor del paro de labores.
Sin embargo, los representantes federales adelantaron que a los médicos faltistas se les descontará el día y estimaron que el ausentismo alcanzaría a unos 200 trabajadores en las clínicas de cada una de las instituciones.
Por su parte, Vela Valenzuela dijo que en la reunión quedaron establecidos mecanismos para garantizar la atención en urgencias y cirugías programadas.
Por la mañana, se registraron en la ciudad de Durango un par de manifestaciones en las que se exigió mejores condiciones de seguridad. Las marchas fueron encabezadas por médicos y alumnos del galeno asesinado.