Provocan debate revelaciones de Sócrates Rizzo

jueves, 24 de febrero de 2011

MÉXICO, D.F., 24 de febrero (apro).- Las revelaciones de Sócrates Rizzo García, quien ayer afirmó que los presidentes priistas controlaban al narco, desató este jueves reacciones de todo tipo entre la clase política nacional.
Por ejemplo, el presidente del Senado, Manlio Fabio Beltrones, calificó de “irresponsable” al exgobernador de Nuevo León y le exigió probar sus dichos.
De acuerdo con Beltrones, las declaraciones vertidas por el exmandatario de Nuevo León son "superficiales" y no ayudan a hacer un verdadero diagnóstico sobre el problema que se vive actualmente; además, agregó, el propio Sócrates Rizzo tendrá que probar sus dichos.
"No podría más que señalar que (tales declaraciones) se emiten con una gran irresponsabilidad y que cada quien es entonces responsable de sus dichos, que tendría que probarlos”, puntualizó.
Por su parte, el coordinador del PRD en el Senado, Carlos Navarrete, manifestó que los comentarios de Sócrates Rizzo son una especie de secreto a voces que todo mundo suponía, pero nadie confirmaba,
El perredista, quien agradeció a Sócrates Rizzo la revelación, señaló que ciertamente durante los regímenes del PRI, “el narcotráfico no era el problema que hoy tiene el país en materia de violencia, ni la confrontación del Estado con el narcotráfico era tan intensa, entre otras razones porque en aquel momento el tema no era de consumo interno, sino de tráfico por el país rumbo a Estados Unidos".
Navarrete refirió que el punto era cómo cuidar las rutas desde Sudamérica a Estados Unidos, y recordó que en aquel tiempo el negocio era fundamentalmente "pactar" las rutas para que en el territorio nacional no hubiese freno a los vehículos del narcotráfico que iban rumbo a Estados Unidos.
La idea, agregó, es que "no pararan la carga hacia el otro lado, y todo mundo suponía que ese control lo tenía el presidente de la República en turno, pero sólo lo suponíamos".
Si un exgobernador del PRI que sabe lo que habla, y vivió ese momento, lo dice con toda franqueza,  hay que agradecerle, dijo Navarrete, aunque a lo mejor los priistas, acotó, "se ponen ruborizados por esta declaración”.
Evidentemente, remachó, estamos ante una declaración que muestra cómo se controlaba el narcotráfico en el pasado.
Por su parte, el exgobernador de Nuevo León, el panista Fernando Canales Clariond, fue más lejos al señalar que “las autoridades” priistas siguen negociando con la delincuencia organizada.
“Es como el viejo adagio de los abogados: confesión de parte relevo de culpa (sic). La autoridad jamás debe negociar ni transar con el crimen. Es algo que habían negado los dirigentes del PRI, y ahí está un miembro distinguido del PRI, que fue gobernador de este estado, que afirma que las autoridades priistas negociaban y que seguramente siguen negociando (con el narco). No sé si esté Peña Nieto y tantos gobernadores priistas que todavía existen”, puntualizó.
Tras una reunión que sostuvo esta mañana en Monterrey con el dirigente nacional del PAN, Gustavo Madero, Canales consideró inaceptable un pacto con criminales.
“Aquí en nuestro estado no se vale, no acepto que ningún gobernador de ningún partido político esté negociando con el crimen (…) La ley debe aplicarse por igual para todos, pero ese es el verdadero PRI, no se ha renovado para nada”, dijo.
De su lado, el senador Gustavo Madero afirmó que con sus declaraciones Rizzo reconoció “el modus operandi” que tenía el PRI cuando era gobierno de la República.
“Esto confirma la declaración que hizo Miguel de la Madrid, en mayo de 2009, y que es precisamente lo que los ciudadanos deben advertir. Tenemos un presidente fuerte, pero estamos convencidos de que un presidente fuerte no es quien pacta con criminales. Un presidente, gobernador, alcalde, protesta cumplir y hacer cumplir la ley y defender a los ciudadanos”, apuntó.
Y añadió que en coincidencia con la polémica afirmación de Rizzo, actualmente los estados con mayor incidencia criminal son los gobernados por el Partido Revolucionario Institucional.
En tanto, la senadora panista Judith Díaz lamentó que Sócrates Rizzo revele hasta ahora esas componendas y no cuando fue mandatario.
“Si él tiene las pruebas, qué lamentable que lo diga hasta hoy, pero qué oportuno que lo diga hoy, porque gran parte de los problemas que tenemos tienen origen añejo y ahora ya entendemos por qué. Por supuesto que esto tiene que ser objeto de investigación y que él aporte él pruebas de sus dichos”, señaló la legisladora.
Ayer, durante una conferencia que dictó en la Facultad de Jurisprudencia de la Universidad Autónoma de Coahuila, el exgobernador nuevoleonés reveló que los presidentes priistas tuvieron un fuerte control sobre las principales rutas del narcotráfico, y que por esa razón había menos ataques contra la población civil.
    Antes, dijo, existían presidentes fuertes que marcaban las rutas que debía seguir el tráfico de droga para no perjudicar a gente inocente.
"De alguna manera se tenía resuelto el problema del tránsito (de la droga), pero había un control y había un Estado fuerte y un presidente fuerte y una Procuraduría fuerte y había un control férreo del Ejército.
"De alguna manera les decían: 'Tú pasas por aquí, tú por aquí, tú por aquí', pero no me toques aquí estos lugares", precisó.
Sin embargo, dijo, la estrategia de control sobre el hampa fue una medida que se salió de control con los panistas Vicente Fox y Felipe Calderón, y ello evitó conservar la paz social.
    Fox y Calderón, añadió, no tomaron en cuenta consejos ni experiencias del viejo régimen, lo que provocó que se “aflojaran los mecanismos de disciplina y de control, por lo que ahora vemos los resultados”, es decir la violencia que hoy se vive en México.
(Con información de Luciano Campos)

Comentarios