Si Encinas no quiere, vamos por otro candidato, advierte López Obrador

jueves, 24 de febrero de 2011

MÉXICO, DF, 24 de febrero (apro).- Andrés Manuel López Obrador pidió no adelantar vísperas sobre su futuro en el Partido de la Revolución Democrática y mejor aguardar a la definición de Alejandro Encinas, en el sentido de si aceptará ser el candidato del Movimiento Regeneración Nacional (Morena) y no de la alianza PAN-PRD en el Estado de México.
En entrevista, el excandidato presidencial dijo que como “ya es libre” para seguir construyendo el Morena, ahora esperarán a que Encinas defina su postura respecto de la decisión de la dirigencia perredista de “aliarse con la derecha” en la entidad mexiquense para poner fin a 80 años de priismo.
En el marco de la Gira por la Lealtad en municipios mexiquenses, el político tabasqueño comentó que “si él (Encinas) va, pues tenemos más ventaja, ya que es el mejor posicionado, no sólo al interior, sino es el mejor posicionado de todos, del PAN y del PRI, por eso resulta absurdo que se quieran aliar por las componendas de arriba”.
Dijo que la única explicación para que la dirigencia del PRD insista en una alianza con el PAN, es porque tiene un acuerdo con Felipe Calderón “y no les importa nada más”.
Entonces, consideró, si Encinas decide ir con el Morena y pedir licencia como coordinador parlamentario para ser candidato a gobernador, “es más fácil; pero si él dice que no, vamos a postular a otro candidato”.
López Obrador aseguró que no presionará a Encinas, ya que se trata de una decisión personal.
Y advirtió que no esperarán a que se efectúe la consulta del 27 de marzo, pues la directiva perredista “está bien amarrada” con Calderón, por eso no se hace ilusiones en el resultado de dicho ejercicio ciudadano.
Mientras tanto, afirmó que regresará al Estado de México para cubrir la tercera etapa de la Gira por la Lealtad, del 30 de marzo al 16 de abril, y después en junio, antes de la elección del domingo 3 de julio.
Luego, aclaró: “Soy ciudadano libre, tengo licencia para seguir construyendo el movimiento y, en tanto no renuncie, soy del PRD, y tengo licencia porque no le iba a dar el gusto a Calderón”.
Asimismo, desmintió al diputado panista Javier Corral, quien aseguró que López Obrador lo apoyó cuando fue candidato a la gubernatura de Chihuahua. “Eso no es cierto y en Oaxaca tampoco”.
Por su parte, Encinas indicó que más allá de la burocracia partidaria está el proyecto de la izquierda, por lo que esperará la definición del futuro del PRD el 19 de marzo, cuando se decida quién será el nuevo dirigente nacional del perredismo.
El diputado federal sostuvo que seguirá trabajando con López Obrador y el Morena “por mucho tiempo, hasta que se logre la transformación del país que queremos”.
Confió en que no habrá consulta mexiquense sobre la alianza PAN-PRD y que el jefe de gobierno de la Ciudad de México, Marcelo Ebrard, lo acompañará en su búsqueda para gobernar el Estado de México.
“Esperemos que no haya consulta ni que haya alianza. Creo que hay que priorizar la unidad de las izquierdas, en lugar de una alianza que no tiene ningún futuro”, indicó en entrevista durante la Gira por la Lealtad.
Si todo sale como lo planeado, comentó, pedirá licencia como diputado federal a finales de marzo, aunque como militante perredista no lo hará, aclaró.
Sobre la licencia que López Obrador solicitó al PRD, consideró absurdo que la discusión se centre en si existe o no esa figura en los estatutos, cuando es evidente que el partido atraviesa una crisis derivada de la política de alianzas que quiere imponerse desde la dirigencia.