Siete asesinados en Nuevo León

jueves, 24 de febrero de 2011
MONTERREY, N.L. (apro).- Al menos siete personas, entre ellas un jefe policíaco y dos agentes de la Policía Estatal, fueron ejecutadas este jueves en Nuevo León. Por la mañana, el excomandante de la policía de San Pedro y actual subsecretario de Seguridad Pública de ese municipio, Luis Cortés Ochoa, fue ejecutado mientras circulaba en su camioneta por calles de San Nicolás. La secretaría de Seguridad Pública del estado informó que Cortés Ochoa fue acribillado a balazos a las 11:30 sobre la avenida San Nicolás. El funcionario trabajó hasta el año pasado en la administración de Mauricio Fernández y, extraoficialmente, se mencionó que era jefe del “grupo rudo” que supuestamente creó el alcalde panista para erradicar del municipio a los delincuentes. Cortés Ochoa fue atacado con armas cortas calibres 9 y 40 milímetros. Aparentemente sus atacantes le dispararon desde otro coche que se le emparejó. La camioneta Silverado roja que tripulaba sobre la mencionada avenida, en el sentido de norte a sur, se impactó contra un poste después de la agresión. Por la tarde, en el municipio de Lampazos, ubicado a 180 kilómetros al norte de la entidad, dos policías estatales de Caminos fueron asesinados, informó la SSP de Nuevo Léon. De acuerdo con la dependencia, los agentes asesinados son Miguel Ruiz Arriaga y Fidel Arévalo Gaona, que se transportaban en la patrulla número 062. Alrededor de las 18:00 horas, los agentes fueron atacados desde la parte trasera de su patrulla cuando circulaban por el kilómetro 146 de la carretera a Anáhuac. Los agresores se desplazaban en dos camionetas y alcanzaron a huir. La patrulla quedó detenida a un costado de la carretera con los uniformados muertos. Antes, en las primeras horas de este jueves, cuatro personas murieron en dos enfrentamientos con el Ejército, tras los cuáles fueron liberados dos comerciantes que estaban secuestrados en Cadereyta, 40 kilómetros al oriente de Monterrey. Los militares encontraron un convoy de varios coches que circulaban a as 00:30 horas por el kilómetro 10 de la carretera a Allende, a la altura de la comunidad El Refugio. Al marcarles el alto a los conductores, inició una balacera. Tres ocupantes de una camioneta gris suburban quedaron muertos en sus asientos. Atentado en Guanajuato Por otra parte, en el estado de Guanajuato, un agente de la Policía Federal Preventiva resultó herido de bala al ser atacado por dos hombres y una mujer que lo esperaban en un puesto de tacos cerca de su domicilio en el municipio de Yuriria, al sur del estado. Al repeler la agresión, la mujer también quedó herida y fue abandonada por los otros dos sicarios en el lugar. Esto ocurrió poco después de las nueve de la noche del miércoles sobre la calle La Paz, en el centro de Yuriria. El agente José Manuel Sandoval Vargas, de 38 años, estaba en su domicilio ubicado en esa misma vía.