In memoriam, Eugenio Toussaint (1954-2011)

viernes, 25 de febrero de 2011

MÉXICO, D.F., 23 de febrero (apro).- Un ataque al corazón fue la causa de muerte del pianista y compositor Eugenio Toussaint Uhthoff, miembro distinguido del Sistema Nacional de Creadores, según boletines difundidos por el INBA y del Conaculta el pasado martes 8 de febrero, día de su fallecimiento.

48 horas más tarde, Miguel Ángel Mancera, titular de la Procuraduría de Justicia del Distrito Federal (PJDF), aseguró que el paro cardíaco había sido un "suicidio pericialmente comprobado", por causa de "una sobredosis de los antidepresivos que le prescribieron los especialistas que él venía consultando”.

El detalle pericial se proporcionaría, señaló Mancera, “por respeto" solamente a la familia del músico. Pero trascendió, “de acuerdo con la averiguación previa iniciada a cargo del Ministerio Público”, que el fundador del conjunto de jazz Sacbé “padecía desde hace tiempo de una fuerte depresión que atendía con medicamentos controlados” (Milenio, viernes 11 de febrero del 2011).

¿Cuáles eran los motivos de aquella depresión? En las páginas finales de Eugenio Toussaint. Las tangentes, el jazz y la academia, excelente biografía del periodista Antonio Malacara Palacios, el pianista confiesa:

“2009... ha sido uno de los años más malos para mí... He padecido de una gran depresión. Sobre todo, me ha pegado emocionalmente... Sí, es una crisis. Nos han manejado mucho esa palabra desde el año pasado que parece se me metió en mi sistema y que no he tenido la capacidad de agarrar al toro por los cuernos y decir que cuál crisis, que hay que seguir adelante..."

Como si Toussaint presintiera una necesidad urgente de recapitalución sobre su existencia, antes de cualquier otra cosa dijo:

“No me arrepiento de nada de lo que he hecho. Si alguna vez llegué a hacerles mal a algunas gentes, fue sin quererlo... ¿Qué legado le puedo dejar a mis hijos? ¿Qué legado le puedo dejar a mi país? ¿Qué legado le puedo dejar al mundo? ¡Es mi música! Y eso es lo más importante. Hay mucha ya hecha, y espero que la vida me dé para seguir haciendo mucha más. La música tiene que ser el fin último de mi vida.

“Espero que ésta no sea una biografía póstuma. Creo que ésta ha sido la depresión más fuerte de mi vida... Mi actitud, con todo lo mucho que me está costando trabajo es de decir: Yo tengo que seguir adelante. Eugenio Toussaint no se va a dejar.”

 

Último fulgor de Sacbé

Eu