Juan Soriano en la Biblioteca de las Artes del Cenart

viernes, 25 de febrero de 2011

MÉXICO D.F. 23 de febrero (apro).- Con la exposición Soriano: Libre en el espacio, el Consejo Nacional para la Cultura y las Artes (Conaculta) rindió un homenaje al artista mexicano Juan Soriano en el primer lustro de su fallecimiento, y además dio su nombre a la sala principal de la biblioteca.

La exposición reúne 37 dibujos y 47 esculturas que fueron seleccionadas por Marek Séller, quien estuvo cerca del artista y continúa organizando muestras del trabajo de Soriano.

 A través de la Fundación Juan Soriano se han realizado más de 18 exposiciones desde Nuevo Laredo hasta Hong Kong y desde San Luis Potosí hasta Filadelfia.

Entre los dibujos expuestos se encuentra la serie de bocetos Apolo y las musas, Autorretrato con gato, Retrato de Octavio Paz, así como Asesinato en la catedral, además del boceto Mensajero y Antonio Medellín, y el dibujo El buen amor de Juan Ruiz Arcipreste de Hita.

Entre las esculturas se exhiben sus célebres bronces de animales de mediano y gran formato, donde destacan Pájaro, así como las obras Sapo y Pájaro en árbol.

La Biblioteca del Centro Nacional de la Artes (Cenart), perteneciente al Conaculta, está ubicada en Río Churubusco No. 79, colonia Country Club, cerca del Metro General Anaya.

 

“Teotihuacan. Ciudad de los Dioses”, en Roma

 

Europa ha recibido con gran entusiasmo la exposición Teotihuacan. Ciudad de los Dioses, la más importante representación de la cultura teotihuacana que se haya realizado al momento. Actualmente se presenta en Roma, después de haber viajado a Francia, Suiza y Alemania, además de que recorrerá varios museos españoles.

La muestra, visitada hasta ahora por más de 350 mil personas,  está compuesta por 450 piezas arqueológicas, donde se reúne pintura mural, esculturas en piedra, estatuillas trabajadas en obsidiana, recipientes de cerámica, ornamentos de joyería prehispánica, máscaras rituales –algunas recubiertas de turquesa–, y figurillas de animales mitológicos como el jaguar y la serpiente, piezas fundamentales dentro de la cultura mesoamericana.

El trabajo reunido data de 100 años de exploración, a partir del momento en que Porfirio Díaz dio instrucciones para investigar sobre la Independencia de México y conmemorar el primer centenario, de manera que abarca desde las excavaciones e investigaciones del Palacio de Xalla, ubicada al norte de la Pirámide del Sol.

La curaduría estuvo a cargo del arqueólogo Felipe Solís (ya fallecido), quien logró entrelazar en esta magna muestra la ideología, poder, arte, sociedad, religión, guerra, tradiciones, vida cotidiana y la influencia que legó la civilización teotihuacana a las culturas prehispánicas. 

Comentarios