Peña Nieto anticipa el regreso del PRI a Los Pinos

viernes, 25 de febrero de 2011

MÉXICO, D.F., 25 de febrero (apro).- El PRI está ante una inmejorable oportunidad de regresar a Los Pinos, aseguró el gobernador del Estado de México, Enrique Peña Nieto.

En entrevista con Jorge Ramos de la cadena Univisión, el mandatario mexiquense comentó también que el ex presidente Carlos Salinas no forma parte de su equipo ni está detrás de su precandidatura.

"No lo es (su asesor), ni él, ni ningún otro ex presidente (…) no lo tendría, no lo tengo como asesor, no participa de ninguna otra forma dentro de la gestión de mi gobierno" insistió.

Ramos puso luego en aprietos al gobernador al preguntarle: ¿Cómo le suena presidente Peña Nieto?

 “Anticipado”, respondió, cortante, Peña Nieto.

Durante la entrevista, que formó parte de la serie “Los Presidenciables”, el precandidato del PRI mejor colocado en las encuestas de preferencia electoral habló del problema de la violencia y dijo que con el crimen organizado no cabe ninguna negociación.

“La ley se aplica. Punto”, subrayó.

Lamentó, eso sí, que haya una imagen mundial negativa del país por el clima de violencia que se vive actualmente y consideró que la estrategia del gobierno ha sido insuficiente e “inadecuada en varios aspectos”.

En su opinión, la idea de emplear al Ejército en la lucha contra el narco fue acertada.

Sin embargo, añadió que  no se ha afinado. “Creo que ha faltado pasos siguientes a esta primera definición que nos permitiera afinar la estrategia, sobretodo en la prevención del combate a la inseguridad", abundó.

Sobre los dichos del exgobernador de Nuevo León, Sócrates Rizo, en el sentido de que los presidentes priistas controlaban el narco en México cuando estuvieron en el poder, Peña Nieto negó que el PRI haya negociado con narcotraficantes durante sus gobiernos.

“Ese ha sido un señalamiento en el ánimo de descalificar al PRI, me parece que para algunos conveniente pero estamos enfrentando un fenómeno totalmente distinto a lo que vivió el priismo cuando fue partido en el poder (…) hoy estamos viviendo un mundo completamente distinto, no sólo en México sino en el mundo” sostuvo.

Y completó su idea:

“Pretender hoy descalificar al PRI por este señalamiento infundado, jamás probado, me parece verdaderamente aberrante”.

A diferencia de los otros presidenciables entrevistados, --Marcelo Ebrard, Andrés Manuel López Obrador, Manlio Fabio Beltrones y Santiago Creel—el gobernador mexiquense no quiso asumirse como el candidato del PRI.