Manta que alude a presunto alcoholismo de Calderón genera caos en San Lázaro

jueves, 3 de febrero de 2011

MÉXICO, D.F., 3 de febrero (apro).- El presidente de la Mesa Directiva de la Cámara de Diputados, Jorge Carlos Ramírez Marín, suspendió la sesión de este día, debido a que legisladores del PT colocaron en el recinto una manta en la que acusaban de borracho al presidente Felipe Calderón.

Iniciada la sesión de este jueves, el Partido del Trabajo (PT), a través del diputado Gerardo Fernández Noroña, pidió la palabra para reclamar la aplicación del nuevo reglamento de la Cámara de Diputados, en el que, dijo, se coarta la expresión de las fracciones minoritarias.

Enseguida, Fernández Noroña intentó presentar como punto de acuerdo la aplicación “correcta” del presupuesto aprobado en octubre pasado, mediante el cual debían entregarse ciertos recursos a los trabajadores de San Lázaro.

El presidente de la Mesa Directiva le aclaró al diputado petista que, de acuerdo con el nuevo reglamento, cuando se trata de “gestiones” no se acepta su presentación como punto de acuerdo en la sesión que se esté llevando a cabo, sino que únicamente se les da trámite para que éstas se realicen en el área correspondiente.

Los petistas, en voz de Fernández Noroña, reclamaron que el propio reglamento, aprobado en el pasado periodo ordinario de sesiones, es impreciso, pues en una parte, agregaron, establece que entrará en vigor a partir del 1 de enero, y en otra, hasta que se hayan subsanado las observaciones que se le hicieron, entre ellas la negativa a rechazar puntos de acuerdo y cortar la libertad de expresión de los grupos minoritarios.

La discusión entre los petistas y el presidente de la Mesa Directiva se tensó cuando la diputada del PT, Laura Itzel Castillo, detectó que en el orden del día para la sesión de hoy había varios puntos de acuerdo que presentaría el PAN, pero que en realidad eran gestiones, por lo que reclamó que Acción Nacional se le permitan esos puntos de acuerdo y al PT se le nieguen.

Ramírez Marín respondió que sería “flexible”, dado que el mismo reglamento establece que el presidente pueda interpretarlo, sin embargo los petistas manifestaron su desacuerdo, en virtud de que la aplicación del reglamento era discrecional.

En ese momento, Gerardo Fernández y Jaime Cárdenas desdoblaron una manta y la colocaron justo enfrente de la Mesa Directiva. La manta rezaba: “¿Tu dejarías que un borracho manejara tu auto? ¿Verdad que no? ¿Por qué dejas que maneje tu país”. A un lado de la frase estaba una fotografía de Felipe Calderón, supuestamente en estado de ebriedad.

La acción generó malestar entre los panistas, quienes a través de su vicecoordinador, Alberto Pérez Cuevas, exigieron el retiro de la manta “por falta de respeto a las instituciones”. El panista inclusive demandó la aplicación del nuevo reglamento, al señalar que prohíbe este tipo de manifestaciones.

Mientras los panistas hacían patente su malestar, en el lado oeste del salón de plenos inició una acalorada discusión entre el michoacano Julio Castellanos y el sinaloense Jesús Cloutier, ambos del PAN, por problemas internos.

El segundo reclamaba que durante la sesión plenaria de los panistas, que se realizó antes de que iniciara el periodo de sesiones, no se le hubiera permitido expresarse, lo cual fue negado por Castellanos, diputado cercano a Calderón.

De los reclamos, ambos panistas pasaron a los empujones, y en un momento dado el michoacano fue a dar al piso. Mientras eso sucedía, el vicecoordinador del PAN, Pérez Cuevas, adelantó que si la manta en contra de Calderón no era retirada, toda la fracción saldría del salón de plenos, posición a la que se sumó el PVEM.

Derivado del pleito interno de los panistas y el reclamo de los petistas, que se manifestó a través de la manta contra Calderón, el presidente de la Mesa Directiva suspendió la sesión por no haber condiciones para continuarla. Para ese momento, el salón de plenos ya se había convertido en un griterío.

Comentarios