Falta Téllez a cita judicial por el caso Carpinteyro

martes, 8 de febrero de 2011

MÉXICO, D.F., 8 de febrero (apro).- El extitular de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT), Luis Téllez, faltó a su cita de este martes en el Juzgado Sexto de Distrito, para comparecer como testigo dentro del proceso que se sigue contra Purificación Carpinteyro, exsubsecretaria de esa dependencia.
    De acuerdo con fuentes judiciales, el actual presidente de la Bolsa Mexicana de Valores incumplió con el citatorio debido a sus “altas responsabilidades” como funcionario público, que le impidieron acudir al Reclusorio Oriente.
    Al momento, Téllez ha incumplido los citatorios judiciales al menos en dos ocasiones, lo cual es común en este tipo de recursos, ya que los testigos en un proceso pueden alegar diversas circunstancias para evadir el cumplimiento del ordenamiento judicial.
    Téllez acusó a Carpinteyro ante la Procuraduría General de la República (PGR) por las filtraciones y difusión de diversas llamadas telefónicas privadas del extitular de la SCT.
En febrero de 2009, luego de la difusión de nueve llamadas telefónicas, una de 2006, en la que acusa a Carlos Salinas de Gortari de haberse robado “la mitad” de la partida secreta de la Presidencia de la República, y otras ocho, de octubre de 2008, enmarcadas en el litigio entre Axtel y Telcel por las tarifas de “El que llama paga”, Téllez respondió de manera contrastante.
El jueves 12 ofreció una conferencia de prensa para responder al escándalo, que detonó en la mañana el noticiero radiofónico de MVS, conducido por Carmen Aristegui. Admitió que “es real” la grabación donde acusa a Salinas de sustraer la mitad de la partida secreta, pero alegó que lo hizo “de manera indebida, ya que carecía de sustento alguno”.
Téllez dijo desconocer a Diana Pando, la escritora con quien sostuvo una relación sentimental, y quien difundió la grabación del secretario.
Al día siguiente, ocho grabaciones más fueron difundidas. Esta vez, Téllez optó por no dar la cara ante la prensa. En la tarde del viernes 13, envió a su coordinador de Comunicación Social, Fernando Carbonell, para que leyera un comunicado de tres cuartillas en el que explicaba el contexto de las llamadas publicadas por Reporte Índigo y El Universal.
Al final, advirtió que “en breve” la SCT presentaría ante la PGR las denuncias de hechos correspondientes por la intervención y difusión de comunicaciones privadas.
En enero de 2010, la Unidad Especializada en Investigación de Delitos cometidos por Servidores Públicos, que depende de la Subprocuraduría de Delitos Federales de la Procuraduría General de la república (PGR), consignó la averiguación previa UEIDCSPCAJ/18/2009, contra Carpinteyro.
El juez Caballero negó la captura, por estimar que la acusación de la PGR no consiguió un solo testimonio que señalara a la exfuncionaria como responsable de divulgar las llamadas intervenidas, pero la Procuraduría se inconformó contra el fallo ante el magistrado Ricardo Paredes Calderón, quien preside el Segundo Tribunal Unitario Penal del Distrito Federal.
Paredes libró la orden de aprehensión contra Carpinteyro por estimar que al menos había un indicio claro de que ella presumiblemente pudo estar relacionada con la difusión de las conversaciones telefónicas de Téllez.
Dicho indicio es un texto anónimo escrito a mano, enviado a Téllez cuando el escándalo ya había estallado, donde le advertían que iban a aparecer más audios de sus pláticas por teléfono.
La PGR determinó en un dictamen de grafoscopía que la letra del anónimo correspondía a la de Carpinteyro.

Comentarios