Aprueba juez de EU extradición de Zhenli Ye Gon a México

miércoles, 9 de febrero de 2011

WASHINGTON, 9 de febrero (apro).- El juez federal de la Corte del Distrito de Columbia, John M. Facciola, aprobó la extradición a México del empresario chino Zhenli Ye Gon, con el argumento de que las autoridades mexicanas cumplieron con todos los requisitos necesarios para que se aprobara el pedido.
“México ha establecido la causa probable de cada uno de los cargos por medio de los cuales se ha solicitado la extradición, y cumplió con los otros requisitos bajo el tratado bilateral de extradición”, subrayó el juez en el fallo de 41 páginas que emitió este miércoles en la capital estadunidense.
A Ye Gon, quien fuera detenido en julio de 2007 por agentes de la agencia antidrogas estadunidense (DEA, por sus siglas en inglés) en un suburbio de la capital estadunidense, las autoridades mexicanas lo acusan, entre otros, de lavado de dinero, importación de sustancias prohibidas y narcotráfico.
El empresario chino había librado una larga batalla legal contra el Departamento de Justicia de Estados Unidos, con el propósito de evitar su extradición a México, al argumentar que los delitos que se le imputan son una invención del gobierno de Felipe Calderón.
Facciola indicó que, como consecuencia de su fallo, la Corte Federal expedirá “un certificado de extracción y compromiso” para que Ye Gon sea enviado a México.
La defensa legal del empresario chino, a cargo del abogado Gregory Smith, había adelantado que apelaría la decisión que asumiera la Corte Federal, ante la posibilidad de que se aprobara el pedido que hizo México sobre Ye Gon.
En los documentos que sustentan el fallo, el juez Facciola indica que, de acuerdo con el tratado de extradición entre México y Estados Unidos, los delitos que le imputa el gobierno de Calderón a Ye Gon son “motivo para que se le extradite, con el propósito de que se le juzgue por ellos bajo las reglas judiciales de cada país”.
Apro intento en varias ocasiones comunicarse con el abogado Smith, pero éste no respondió a las llamadas telefónicas ni a los correos electrónicos.
Sin embargo, con la segura apelación ante la Corte federal, y su eventual derrota en esta instancia, la defensa legal aún tiene el poder de alargar --incluso por varios años-- la extradición del empresario chino.