Asesinan al "héroe de Juárez" 17 días después de que impidió la ejecución de su familia

miércoles, 9 de febrero de 2011

MÉXICO, D.F., 9 de febrero (apro).- El 23 de enero, Álvaro Sandoval, de 50 años de edad, impidió que su familia fuera ejecutada por tres delincuentes, a quienes mató en defensa propia; 17 días después, sin protección oficial alguna, fue asesinado en el interior de su propio domicilio en el estado de Chihuahua.
    Junto con Sandoval, conocido como el “héroe de Juárez”, fue ejecutada su esposa, Griselda Alvarado, confirmó la Fiscalía General del estado en la Zona Norte.
    El vocero de la Fiscalía, Arturo Sandoval, reveló que pese al riesgo que corría la víctima --propietario de un “deshuesadero” de autos (yonque)--, no contaba con protección policíaca, aunque oficiales de la Policía Estatal realizaban labores de vigilancia en torno al domicilio Sandoval en Puerto Palomas, municipio de Ascensión, a unos 180 kilómetros al oeste de Ciudad Juárez.
    Explicó que Sandoval no contaba con protección debido a que se oponía a ello, por lo que en contra de su voluntad, oficiales de la FG acudían “al menos seis veces al día” al establecimiento para verificar que “todo estuviera bien”. La última visita, una hora antes del doble homicidio.
    De acuerdo con la FG, la noche del martes un grupo armado irrumpió en el domicilio de Sandoval; encerró en el baño a la hija de las víctimas y después, les disparó a mansalva.
    El 23 de enero, 17 días antes del doble homicidio, Sandoval, mató a tres delincuentes --con un arma .380 registrada ante la Secretaría de la Defensa Nacional—que intentaban asesinar a su familia. Los presuntos delincuentes fueron identificados como José Luis Camacho, Esteban Encarnación Córdova Duarte y Juan Ruiz Lucero.
    Ante el doble homicidio, la Comisión Estatal de los Derechos Humanos, reprochó a las autoridades por la falta de una política de protección para aquellas personas que “tienen el valor civil de defenderse”.
    Gustavo de la Rosa Hickerson, visitador de la CEDH, destacó que los casos de la activista Marisela Escobedo y de Álvaro Sandoval, “el héroe de Juárez”, presentan las mismas características: una víctima que denuncia y posteriormente es asesinada por falta de seguridad.
    Advirtió que, al menos, hay cinco casos más documentados similares.

Comentarios