Aumentan a ocho los muertos por conflicto entre pobladores de Oaxaca

miércoles, 9 de febrero de 2011

OAXACA, Oax., 9 febrero (apro).- El secretario de Seguridad Pública estatal, Marco Tulio López Escamilla, informó que aumentó a ocho el número de muertos por el enfrentamiento entre pobladores de las comunidades de San Sebastián Nopalera y Zimatlán de Lázaro Cárdenas que, además, dejó un saldo de 13 heridos y dos menores de edad desaparecidos.
De acuerdo con la Secretaría de Seguridad Pública de la entidad, entre las 09:30 y las 13:00 horas de ayer, en varios parajes de Zimatlán –Tanque de Agua, Panteón Municipal, Flor blanca, Desbarrancadero, La Matanza, Bugambilia y Torralba de Juárez– se escucharon detonaciones de arma de fuego procedentes de la zona limítrofe con Nopalera.
Según consta en los legajos de investigación 49/P.G./2011 y 50/P.G./2011, en el enfrentamiento perdieron la vida tres pobladores de Zimatlán y tres más resultaron lesionados.
Los muertos son: Rafael José Cruz Sánchez, Juan Hernández Cruz y Hermenegildo Jiménez Paz, en tanto que Ulises Jiménez Bautista, Virgilio García Hernández y Miguel Bautista Jiménez resultaron heridos.
Los niños Iván y Germán Cruz, quienes iban con su padre, Rafael Cruz Sánchez, están desaparecidos.
Del lado de San Sebastián Nopalera se reportaron cinco muertos: Pedro Cruz Santiago, Nabor Bautista, Carlos Hernández Bautista, Eloy Bautista Caballero y Sabás Santiago Barrios, además de 10 lesionados, de los cuales se proporcionó el nombre de nueve: Jesús Hernández Ramos, Sergio Cruz Cruz, Sebastián Pedro Barrios Caballero, Agustín Bautista Hernández, Luis Cruz Bautista, Álvaro Caballero Santiago, Daniel Hernández Bautista, Virginia Hernández Bautista y Eduviges Jiménez Jiménez. En ese municipio también se reportó la desaparición de Pedro López Sánchez.
El diputado local del PRD, Everardo Hugo Hernández Guzmán, manifestó que “este derramamiento de sangre se pudo haber evitado si las autoridades estatales hubieran instalado la mesa de diálogo propuesta con anterioridad, ya que desde el periodo de campaña habitantes de la región expusieron al ahora gobernador (Gabino Cué) el conflicto y nadie les puso atención”.
Tras la incursión de las fuerzas del estado se logró la detención de cinco personas: Carlos Ramírez Sánchez, Uriel Hernández Vásquez, Juan Hernández Bautista, Simón Bautista Cruz y Pedro Bautista Bautista –todos originarios y vecinos de San Sebastián la Nopalera–, a quienes se les decomisaron dos rifles, tres escopetas, una carabina y tres pistolas, así como dos mil 64 cartuchos de diferentes calibres.
A consecuencia de los hechos se cancelaron inmediatamente las actividades escolares del telebachillerato, telesecundaria, primaria y jardín de niños de Lázaro Cárdenas.
El Centro de Derechos Humanos y Asesoría a Pueblos Indígenas señaló que es responsabilidad del Estado mexicano salvaguardar la integridad física y la vida  de sus pobladores, entre ellos mujeres niños y ancianos de Zimatlán de Lázaro Cárdenas, “porque no es permitido que en un estado de derecho existan grupos armados que con toda impunidad violentan el más elemental de los derechos humanos como es la vida, ante la inactividad del gobierno mexicano”.
El 4 de agosto del año pasado, la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) otorgó medidas cautelares –en el expediente REF: MC-102-10– a los habitantes de Zimatlán de Lázaro Cárdenas, de manera que corresponde al Estado mexicano salvaguardar la integridad física y la vida de sus pobladores.
En tanto, la secretaria general de Gobierno, Irma Piñeyro Arias, señaló que para evitar nuevos enfrentamientos, elementos de la Policía Estatal, de la Agencia Estatal de Investigaciones y del Ejército Mexicano patrullan la zona.
La funcionaria estatal reconoció que en la entidad se tiene identificado un mapa de riesgos con 134 conflictos agrarios, pero con la instalación del Consejo Estatal para la Conciliación Agraria, dijo, se busca instrumentar estrategias participativas para encontrar una solución a los problemas en la materia.
De acuerdo con datos proporcionados por la Junta de Conciliación Agraria del gobierno del estado, en 1998 inició ante el Tribunal Agrario de Huajuapan el juicio por el conflicto de límites de tierra entre San Sebastián Nopalera –en ese entonces apoyado por Zimatlán de Lázaro Cárdenas– y San Pedro Yosotato, por una superficie de 499 hectáreas.
En 2006, los núcleos agrarios principales, Nopalera y Yosotato, firmaron un convenio para dar por terminado el conflicto agrario, por lo que Nopalera y Zimatlán se quedaron con 415 hectáreas y Yosotato con 84.
Según el presidente de la Junta de Conciliación Agraria, Carlos Moreno Derbez, el conflicto entre Nopalera y Zimatlán se originó debido a que no quedó claro entre ambos poblados cómo se iban a repartir la tierra que pelearon juntos y que finalmente ganaron.
Sin embargo, consideró que puede ser un “asunto de territorialidad y control político”, porque San Sebastián Nopalera pertenece al municipio de Santa Lucía Monteverde y Zimatlán de Lázaro Cárdenas a Putla de Guerrero.
La disputa se recrudeció el año pasado, cuando se registraron diversos enfrentamientos –el 11 de abril, el 1 de junio, el 28 de septiembre y el 3 de noviembre–, pese a que las comunidades habían firmado un pacto de no agresión el 6 de octubre.

Comentarios