Cibernautas boicotean los sitios web de Presidencia y MVS

miércoles, 9 de febrero de 2011

MÉXICO, D.F., 9 de febrero.- Cientos de cibernautas boicotearon esta noche los sitios web de la Presidencia de la República y de la cadena de noticias MVS en reclamo por el despido de la comunicadora Carmen Aristegui.

La protesta bajo el nombre de Operación Tequila y convocada a través de la cuenta de Twitter @Contralacensura comenzó a las 20:00 horas en el sitio de MVS y alrededor de las 22 horas en el de Presidencia.

En cuestión de una hora, la página electrónica del sitio de noticias www.noticiasmvs.com estaba inservible. En la pantalla sólo apareció la leyenda: “Error http 404”. Los directivos de MVS no han manifestado ninguna postura en torno al despido de Aristegui. Pasadas las 22 horas la página de MVS mantenía cierta inestabilidad.

En el caso de la página de Los Pinos, el ataque cibernético logró tirar por momentos el sitio web y hasta pasadas las 23 horas observaba también cierta inestabilidad.

Un ataque de negación del servicio (Denial of service, en inglés) consiste en congestionar, con un exceso de paquetes, las peticiones a un servidor. Es decir, se puede saturar o sobrecargar el servicio, provocando la caída parcial o total del portal. 


“El llamado DDoS (siglas en ingles de Distributed Denial of Service, denegación de servicio distribuida) es una ampliación del ataque DoS, se efectúa con la instalación de varios agentes remotos en muchas computadoras que pueden estar localizadas en diferentes puntos”, dice preth00nker en una nota colocada en el foro de la comunidad de programadores “underground.org.mx”.

Y continúa, “el invasor consigue coordinar esos agentes para amplificar el volumen de saturación de información, pudiendo darse casos de un ataque de cientos o millares de computadoras dirigido a una máquina o red objetivo”.

Los cibernautas han convocado a atacar el sitio la cadena MVS, www.mvs.com.mx el 11 de febrero a las 17:00 horas. El cartel reza: “El Alcoholismo no es el problema, la censura si”, en una expresión de hartazgo ante las acciones del gobierno de Felipe Calderón.

Es la primera vez que sucede un boicot cibernético contra una cadena de medios en México. Los cibernautas usaron la misma estrategia que seguidores de Julian Assange implementaron para atacar portales que hostigaron al líder de wikiLeakes, como los de Visa y Mastercard.