Isadora Arte en Movimiento, en sus 15 años

miércoles, 9 de febrero de 2011

XALAPA, VER., 10 de febrero (Proceso).- Ante la ola de violencia por el crimen organizado, la injusticia, la corrupción y la crisis económica que padece México, Isadora Arte en Movimiento festejó los 15 años de su fundación con Les deseo sol, pieza de poesía, danza, percusiones y teatro “para que la gente voltee hacia otro panorama”, en el teatro-carpa La Libertad de Abraham Oceransky.

Isadora Arte y Movimiento –integrada por el Centro Cultural Isadora (donde se imparten clases de danza) e Isadora Compañía Artística (que produjo la obra)– es un proyecto de la bailarina Norma Yolanda López, quien platicó a este semanario que “los 15 años, igual que en un adulto, implica un cambio fuerte, un cambio de nuevos rumbos, y esta institución artística también lo busca”.

Por eso, según López, los problemas que afligen al país los hizo a un lado al crear Les deseo sol, presentada el 28 y 29 de enero pasado. Inspiraron a esta puesta en escena textos de Nezahualcóyotl, sor Juana Inés de la Cruz, Jaime Sabines, Natalia Toledo, Juan Manuel Roca, Fernando Pessoa, Octavio Paz, Alfonso Reyes y Marguerite Yourcenar.

El músico Javier Cabrera le dio vida a huéhuetls, ocarinas, cascabeles, sonajas, tambores de agua y demás instrumentos de percusión, “para crear atmósferas lo mismo oníricas que de reminiscencias ancestrales y que sirven además para enfatizar la fuerza o la sutileza de las palabras”.

El actor Isaac Acosta representó las sensaciones que causan los poemas.

Y las nueve bailarinas, Zula Berber, Mayra Ceballos, Camila Galarza, Miriam Maldonado, Andrea Nachón, Ximena Orrantia, Ximena Robert, Daniela Soberanes y Lizet Valdés mostraron sus sensaciones causadas por los poemas y la música.

El concepto, dirección y coreografía de la obra estuvieron a cargo de la misma López, quien al ser interrogada de por qué escogió la poesía para Les deseo sol, manifestó “que ese género literario te hace ver que alguien le puede poner palabras a emociones o sentimientos a lo que yo no puedo”.

Enfatizó entonces:

“La poesía podría ser una salida de lo que no puedo expresar, y se me antojó ofrecerle la oportunidad al público de que si no conoce la poesía, le suceda lo mismo, y si la conoce vea un espectáculo de poesía, danza y música en el que viaje por distintas emociones.”

Aclaró que Les deseo sol no es una fusión de poesía, danza, música y teatro, “sino un diálogo entre estas artes”.

Es un diálogo que se extendió a un público conmovido, el que abarrotó la carpa La Libertad en ambas funciones.

Trabajar con danza, poesía, percusiones y teatro en una obra no se le complicó, “al ser artes, finalmente se pudo tejer todo”.

Lo complicado fue la selección de textos:

“¿A quién haces a un lado? Me fui mucho con los poetas que a mí personalmente más me tocaban.”

–Les deseo sol es de Pessoa. En este momento de México, ¿qué puede aportar esta pieza?

–Lo más importante: Recordarle a la gente que tenemos una conciencia y una individualidad. Cuando uno ejerce esa conciencia se empiezan a despertar todas las cosas maravillosas que los seres humanos tenemos: conciencia del espacio de los otros y de las necesidades de los otros. Si eso se logra a través de las emociones en tres espectadores, Les deseo sol ya empezó a sacar rayitos.

“Metafóricamente hablando, deseamos esencialmente que aparezca el sol, la luz, el calor y fuente de energía en todos sentidos.”  l

 

Comentarios