Oaxaca: conflicto limítrofe deja dos muertos, 11 heridos y dos niños desaparecidos

miércoles, 9 de febrero de 2011

OAXACA, Oax., 9 febrero (apro).- El procurador general de Justicia del estado, Manuel de Jesús López López, confirmó este miércoles la muerte de dos personas durante el conflicto entre pobladores de San Sebastián Nopalera y Zimatlán de Lázaro Cárdenas, que, además, dejó un saldo de 11 heridos y dos menores desaparecidos.
En conferencia de prensa, el funcionario estatal detalló que entre las personas heridas hay tres habitantes de Zimatlán, perteneciente al municipio de Putla de Guerrero –localizado en la región de la Costa–, y los otros ocho son de Nopalera, del municipio de Santa Lucía Monteverde, ubicado en la Mixteca.
De acuerdo con la Secretaría de Seguridad Pública de la entidad, entre las 09:30 y las 13:00 horas de ayer, en varios parajes de Zimatlán –Tanque de Agua, Panteón Municipal, Flor blanca, Desbarrancadero, La Matanza, Bugambilia y Torralba de Juárez– se escucharon detonaciones de arma de fuego procedentes de la zona limítrofe con Nopalera.
Durante la balacera perdieron la vida Rafael Cruz Sánchez, quien recibió un impacto de bala a la altura del lado izquierdo del pecho, y Juan Hernández Cruz, con un impacto de bala en el pecho. Ambos, de 28 años de edad, eran originarios de Zimatlán.
Los niños Iván y Germán Cruz, quienes iban con su padre, Rafael Cruz Sánchez, están desaparecidos.
En tanto, Ulises Jiménez Bautista, Virgilio Pablo García Hernández y Miguel Bautista Jiménez, de  24, 30 y 18 años, respectivamente, resultaron heridos de bala, por lo que fueron llevados a la clínica de Zimatlán de Lázaro Cárdenas, donde reciben atención médica.
De acuerdo con el procurador, de los otros ocho heridos, cuatro se encuentran en el Hospital Civil, localizado en la capital del estado, y cuatro más en el municipio de Chalcatongo, ubicado en la Mixteca.
A la zona de conflicto se trasladaron ayer el comisionado de la Policía Estatal y el subdirector regional de la Policía en la Mixteca, Roberto César Alfaro Cruz y Lázaro Hernández Rendón, respectivamente, donde instrumentaron un operativo preventivo para evitar nuevos ataques.
No obstante, a las 18:00 horas gente de Nopalera tiroteó a la policía en el paraje El Huapinole, por lo que los uniformados debieron parapetarse para cuidar su integridad física. Tras la balacera, se reforzaron los recorridos de seguridad y vigilancia, a fin de impedir mayores agresiones contra los habitantes de Zimatlán.
A consecuencia de los hechos se cancelaron inmediatamente las actividades escolares del telebachillerato, telesecundaria, primaria y jardín de niños de Lázaro Cárdenas.
Tras los hechos, la secretaria general de Gobierno de la entidad, Irma Piñeyro, reconoció que en Oaxaca hay 134 conflictos agrarios, en tanto que el titular de la Junta de Conciliación y Arbitraje, Carlos Moreno Derbez, manifestó que los pobladores de Zimatlán y Nopalera se disputan el ejercicio de territorialidad y de control político de 415 hectáreas.  
El 4 de agosto del año pasado, la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) otorgó medidas cautelares –en el expediente REF: MC-102-10– a los habitantes de Zimatlán de Lázaro Cárdenas, por lo que corresponde al Estado mexicano salvaguardar la integridad física y la vida de sus pobladores.
El Centro de Derechos Humanos y Asesoría a Pueblos Indígenas denunció que ante la ausencia de fuerzas de seguridad pública, aproximadamente 400 personas de San Sebastián Nopalera, fuertemente armadas y vestidas de negro, sitiaron la comunidad de Zimatlán de Lázaro Cárdenas.
De acuerdo con el organismo, es responsabilidad  del Estado mexicano salvaguardar la integridad física y la vida  de sus pobladores,  entre ellos mujeres niños y ancianos de Zimatlán de Lázaro Cárdenas, “porque no es permitido que en un estado de Derecho existan grupos armados que con toda impunidad violentan el más elemental de los derechos humanos como es la vida, ante la inactividad del gobierno mexicano”.

Comentarios