Calculan alrededor de 120 cadáveres en narcofosa de Guerrero

martes, 1 de marzo de 2011

CHILPANCINGO, Gro., 1 de marzo (apro).- Fuentes militares señalaron que en la narcofosa localizada en la sierra del municipio de San Miguel Totolapan, región de Tierra Caliente, se han detectado al menos 120 cadáveres y que las labores de búsqueda y exhumación de los cuerpos se reanudará hasta este miércoles 2 por la mañana.
De los 17 cuerpos encontrados en un inicio, sólo dos fueron recuperados en un terreno que abarca un perímetro de casi 50 metros que se ubica en un área agreste en las inmediaciones del poblado de  San Antonio de La Gavia, zona considerada como ruta de trasiego de droga que confluye en el Estado de México y que ha sido escenario de una cruenta disputa entre células de La Familia michoacana y remanentes de la estructura de los Beltrán Leyva por el control de este corredor, indica por su parte un comunicado de la Procuraduría General de Justicia de Guerrero (PGJE).
El hallazgo de esta narcofosa se registró desde el mediodía de este martes en las inmediaciones de la comunidad de San Antonio La Gavia, ubicada a 10 kilómetros de la cabecera municipal, donde arribaron soldados del 27 batallón de Infantería con sede en Iguala y del 40 batallón destacamentado en Ciudad Altamirano.
La ubicación de este tiradero de cadáveres se registró tras la detención de nueve sujetos armados, quienes supuestamente aportaron información sobre este lugar, señalan reportes preliminares del Ejército.
El terreno quedó resguardado por militares y será a partir de este miércoles cuando se reanudarán las labores de exhumación, dado que la zona es considerada como foco rojo, por el control que el narco ejerce en esta parte de la Tierra Caliente.   
Fuentes oficiales informaron que desde las cinco de la mañana peritos de la PGJE y brigadistas de la Subsecretaría de Protección Civil estatal serán enviados a la zona, bajo resguardo militar, para rescatar los cuerpos que fueron inhumados de forma clandestina.
La disputa entre bandas de narcotraficantes no sólo ha dejado una estela de muerte, temor y zozobra, sino que diversos puntos de la entidad han sido convertidos en cementerios clandestinos.
Entre los casos más significativos se encuentra el registrado el 29 de mayo pasado, cuando se localizó una narcofosa en un respiradero de la mina de La Concha, en las inmediaciones de la ciudad colonial de Taxco, donde oficialmente fueron exhumados  55 cadáveres; y el 3 de noviembre, también de 2010, se ubicó una fosa clandestina en la zona rural de Acapulco, donde encontraron los cuerpos de 18 de los 20 michoacanos que fueron levantados un mes antes en la zona turística de este destino de playa.

 

Comentarios