Triunfo en Edomex equivaldría a victoria nacional: Paredes

martes, 1 de marzo de 2011 · 01:00

MÉXICO, D. F., 1 de marzo (apro).- La dirigente nacional del Partido Revolucionario Institucional (PRI), Beatriz Paredes Rangel, afirmó que pasará la estafeta a su sucesor, Humberto Moreira “con la expresión de quien puede decir misión cumplida”.
    Y adelantó la victoria para su partido en la elección presidencial del 2012, con la que demostrará que los priistas “sí saben romper tabues”.
    Paredes Rangel y Jesús Murillo Karam, quien fungió como su secretario general, recibieron un homenaje por su trabajo al frente del PRI de parte de la militancia del Estado de México, donde destacaron que la unidad en el partido y evitar su balcanización han sido y serán fundamentales para ratificar victorias, en especial en el Estado de México.
    “En esta entidad se le dio vuelta al corredor azul y al cinturón amarillo del área metropolitana”, afirmó y adelantó que "como cualquier militante actuaré y ayudaré, ya que vamos por la victoria, porque el Estado de México es la victoria de todo el priismo nacional”.
Luego le gobernador Enrique Peña Nieto reforzó el dicho de la aún dirigente priista sobre la unidad, al asegurar que la oposición “se va a topar con pared” si pretende llevarse un priista para que abandere la eventual alianza PAN-PRD.
Fue su respuesta a la declaración del líder perredista en el Estado de México, Luis Sánchez, quien admitió la posibilidad de postular a un priista como candidato de la eventual alianza PAN-PRD a la gubernatura.
Incluso sostuvo que ya hay acercamientos con algunos aspirantes priistas.
    En su oportunidad, Ricardo Aguilar, presidente estatal del PRI, reconoció la dirección y la prudencia mantenida por la dirigente priista, razón por la cual “dos dirigentes nacionales del PAN (Germán Martínez y César Nava) sucumbieron, bochornosamente, ante la estatura intelectual y política de Beatriz Paredes".
    Añadió que ante la “obsesiva polarización sistemáticamente promovida por el Ejecutivo federal”, la dirigente priista siempre “acreditó a un partido con vocación de gobierno que fue, es y será factor decisivo de la estabilidad política del país”.
    Recordó que durante la gestión de Paredes Rangel se recuperaron gubernaturas, como Aguascalientes, Tlaxcala y Zacatecas, entidades que eran gobernadas por el PAN y el PRD. Y aunque perdió dos de sus principales bastiones –Oaxaca y Puebla--, debido a la alianza PAN-PRD, el dirigente estatal priista afirmó que la del Estado de México será “el fin de las alianzas antagónicas”.

Comentarios