Violencia en Durango deja nueve muertos; dos eran agentes

martes, 1 de marzo de 2011

DURANGO, Dgo., 1 de marzo (apro).- La ejecución de dos agentes de la Dirección de Investigación del Delito, adscrita a la Fiscalía General del Estado (FGE), y un par de hombres muertos en un enfrentamiento, integran parte del saldo violento de las últimas horas en la entidad.
    Aparte, en distintos hechos de violencia cuando menos tres personas fueron heridas y dos más se encuentran desaparecidas.
    En el municipio de Topia, una discusión entre Sergio Meza Aguirre y Lino Morga Monárrez culminó cuando ambos abrieron fuego; el primero de ellos, de 25 años, pereció en el lugar, en tanto su rival resultó con heridas graves.
    Mientras tanto, Francisco Gómez Morga, de 56 años, que se acercó a mirar la discusión, fue lesionado accidentalmente en el tiroteo. Más tarde también murió.
    En la ciudad de Durango, los cuerpos de dos personas fueron abandonados en el exterior de la Plaza de Toros “Alejandra”, en el área de taquillas. Ambos murieron asfixiados; se les apreciaron, además, huellas de tortura. Los dejaron desfigurados.
    La FGE detalló que los cuerpos pertenecen a dos de sus agentes activos: Sergio Montes Olivas y Jesús Alberto García Calderón, ambos de 37 años y con tres años de servicio en la corporación policial. Fueron identificados a través de sus huellas dactilares.
    En la tarde, fue encontrado un "encobijado" en las cercanías de la presa Garabitos, a unos 30 kilómetros de la ciudad; su identidad no ha sido confirmada.
    Por la noche, cerca de las 20:00, un enfrentamiento entre delincuentes, que se extendió por varias colonias al norte de la ciudad, dejó dos sujetos muertos y un lesionado, los tres presuntos sicarios.
    Los cuerpos quedaron a bordo de dos camionetas, una Nissan Murano y una Ram 2500, en la colonia La Virgen.
    Cerca de ahí, en la colonia Felipe Ángeles, se desató otro choque entre delincuentes, con saldo de una persona muerta y tres lesionadas.
    En otro punto del estado, en el paraje conocido como La Plazuela, del municipio serrano de Pueblo Nuevo –a unos 80 kilómetros de la capital-- fue ubicada una narcofosa que tenía en el interior los restos de una persona; por sus condiciones, se estima que fue sepultada hace varios meses.
    En otro hecho violento, sujetos armados dispararon, sin razón aparente, contra una camioneta en la que viajaban tres sexagenarios y una niña de ocho años; de acuerdo a la Fiscalía General del Estado, Miguel Ángel Rivas y Margarita Ortega, de 60 y 62 años, resultaron lesionados en el ataque.
    El incidente se registró en el tramo carretero que va del poblado Los Lirios a Los Sauces, en el municipio de Canatlán.
    Luego de los disparos, todos bajaron de la camioneta tratando de huir de sus perseguidores; sin embargo, sólo los lesionados lograron resguardarse y ya están en el hospital. Las otras dos personas que viajaban en el vehículo, una mujer de 60 años y una niña de ocho, se encuentran en calidad de desaparecidas.