Blake Mora comparecerá ante diputados por operativo "Rápido y Furioso"

jueves, 10 de marzo de 2011

MÉXICO, DF, 9 de marzo (apro).- La Comisión de la Defensa Nacional de la Cámara de Diputados aprobó hoy citar a comparecer al secretario de Gobernación, José Francisco Blake Mora, así como al director del Servicio de Administración Tributaria (SAT), Alfredo Gutiérrez Ortiz Mena, a quien se recomendará ir acompañado del director de la Administración General de Aduanas, Gerardo Perdomo Sanciprián.
Los funcionarios federales deberán explicar la postura del gobierno mexicano en torno del operativo “Rápido y Furioso”, que desplegó la oficina estadunidense para el Control de Alcohol, Tabaco y Armas de Fuego (ATF, por sus siglas en inglés), el cual permitió de forma deliberada la entrada de casi 2 mil armas a México durante 15 meses.
    El acuerdo se tomó a petición de la diputada del PRD, Estela Damián, secundada por el legislador del PVEM, Pablo Escudero, quien sumó al punto de acuerdo el crear una comisión plural para que, en el marco de la próxima Interparlamentaria México-Estados Unidos, se haga un análisis del ingreso de armas a nuestro país.
    El presidente de la Comisión de Defensa Nacional, Rogelio Cerda Pérez, informó que el acuerdo fue tomado al abordar en asuntos generales el tema de la operación estadunidense “Rápido y Furioso”. La fecha de la comparecencia aún está por definir.
    Blake deberá explicar a los diputados qué tanto sabía o ignoraba sobre este operativo, y que funcionarios tenían conocimiento del hecho. “En este momento lo que tenemos como dato oficial es que ninguna agencia mexicana estaba enterada”, acotó Cerda Pérez.
    Y al titular del SAT se le llamará a comparecer debido a que de este órgano depende el sector de aduanas.
    “En el caso de Alfredo Gutiérrez Ortiz Mena, del SAT, es para que explique qué se está haciendo y qué se va a hacer para combatir el ingreso ilegal de armas a México. Esto es con independencia de la exigencia que se quiere hacer a legisladores norteamericanos para que pongan algo de su parte, o lo mejor de sí, para combatir la exportación ilegal de armas a nuestro país”, añadió el priista Cerda Pérez.
    Detalló que el director del SAT estará acompañado de Gerardo Perdomo, que también deberá aclarar que se está haciendo en las aduanas para el control de ingreso de armas procedentes básicamente de Estados Unidos.
    El legislador Pablo Escudero, integrante de la Comisión de Defensa Nacional, dijo que los legisladores deben hacer una revisión “puntual de por dónde entraron esas armas y quién fue el responsable de dejarlas pasar”.
    Y agregó: “Si el gobierno federal no sabía que iban a ingresar esas armas, ¿entonces de quién fue responsabilidad que hayan ingresado? Si lo hicieron por la frontera o por el aeropuerto de la Ciudad de México, si lo hicieron por algún puerto. Ahora lo que necesitamos identificar es en dónde esta el hoyo. El gobierno no ha fijado la posición oficial y necesitamos que vengan a esta Cámara y nos digan lo que sabían o no de ese operativo”.
    En caso de detectarse si algún funcionario permitió el ingreso de esas armas al país, sostuvo Escudero, se le tendría que iniciar juicio político, además de las denuncias penales correspondientes, ya que “no vamos a permitir que México sea un laboratorio para Estados Unidos; si quieren experimentar, que lo hagan en otro lado, pero no en nuestro país”.
    Aclaró también que a la par de estas comparecencias, el grupo de alto nivel de legisladores abordará el tema cuando se entreviste con sus contrapartes de Estados Unidos y miembros de la Casa Blanca.
    Durante la sesión de la Comisión de la Defensa Nacional realizada este miércoles a las diez de la mañana, la perredista Estela Damián propuso inicialmente la comparecencia del administrador de Aduanas y aclaró que, “dependiendo de lo que nos diga, llamar o no al titular de la Secretaría de Seguridad Pública, Genaro García Luna”.
    En la determinación que asumió la comisión se decidió no llamar a comparecer a García Luna y sólo a los funcionarios ya mencionados.
     Por su parte, la fracción del PAN, a través de su vicecoordinador Alberto Pérez Cuevas, rechazó emprender procesos de juicios políticos en contra de funcionarios que pudieron conocer del operativo “Rápido y Furioso”, pues consideró que ello sólo genera un gran escándalo mediático, aunque sí respaldó la aplicación de sanciones penales o administrativas, aunque antes –aclaró-- deben aportarse las pruebas.
    A su vez, el vicecoordinador del PRI, José Ramón Martell, coincidió en que no debiera emprenderse juicio político si se encuentran autoridades mexicanas implicadas en el operativo de Estados Unidos. “Se trataría de ver si se comprueba cómo pasaron las armas, si hubo complicidad, si hubo contubernio, si hubo cohecho y, de ser así, creo que es la autoridad judicial la que tiene que cumplir con su papel”.

Elogia operativo

Finalmente, en entrevista posterior, el presidente de la Comisión de la Defensa Nacional hizo un comentario que sorprendió a varios:
    “El asunto de las drogas, el asunto de las armas, del lavado de dinero, es de dos naciones. Debo decirles muy puntualmente que saludo y felicito el esfuerzo que hicieron los norteamericanos de hacer un operativo, que le llamaran “Rápido y Furioso”, para pegarle al asunto de los traficantes de armas hacia México; saludo la intención, saludo la implementación, y como el resultado salió como ustedes conocen, como el resultado no fue el deseado sino el indeseado, tengo que exhortar y decir: no pueden hacer operativos de este corte allende sus fronteras sin involucrar al socio que tienen al sur de su país”.
    Y remachó: “Estoy convencido de que si las agencias mexicanas hubieran participado en esto, las posibilidades de éxito hubieran sido notoriamente superiores a las que se tuvieron, eso es incuestionable”.    

Comentarios