Gobierno asegura que desconocía operativo "Rápido y Furioso"

jueves, 10 de marzo de 2011

MÉXICO, DF, 10 de marzo (apro).- El gobierno mexicano negó que tuviese conocimiento de la puesta en marcha del operativo “Rápido y Furioso”, desplegado por autoridades estadunidenses con el que se permitió la entrada de miles de armas a México.     
    A través de un comunicado, la Procuraduría General de la República (PGR)  fijo la postura en la que celebró el inicio de una investigación sobre el caso y señaló que el gobierno de México “no ha tenido conocimiento de la existencia de un operativo que incluyera el trasiego o tráfico controlado de armas a territorio mexicano”.  
Y adelantó que ya solicitó formalmente la información detallada del proceso al gobierno de Estados Unidos.
La PGR incluso saludó el anuncio del procurador estadunidense Eric Holder de una investigación sobre el operativo llevado a cabo por la Oficina de Control de Alcohol, Tabaco, Armas de Fuego y Explosivos (ATF, por sus siglas en inglés) entre 2009 y 2010, con el que más de 2 mil armas entraron a México, entre ellas con la que fue privado de la vida el agente de Aduanas, Jaime Zapata.
    Señaló que la decisión del Departamento de Justicia y la propia ATF de iniciar una investigación sobre el caso “refleja la voluntad de asegurar el apego a las leyes de ambos países y a los principios de cooperación mutuamente acordados”.
    Además, refirió que la PGR ofreció su apoyo en todo lo que sea necesario, “a fin de que se esclarezcan plenamente los hechos y, en su caso, se sancione cabalmente a quienes hubieran cometido irregularidades”.
De hecho, según la PGR, desde que se tuvo conocimiento del operativo a través de los medios, se inició una investigación para esclarecer delitos que pudieran haberse cometido en territorio mexicano.
    Al negar que tuviera conocimiento del operativo “Rápido y Furioso”, la PGR sostuvo que como parte del intenso intercambio de información que sostiene con el Departamento de Justicia de Estados Unidos, mantiene contactos frecuentes sobre casos contra traficantes de armas, pero en este caso sólo reconoció que “la coordinación sostenida fue para el desahogo de diligencias, sobre detenciones de presuntos traficantes en Estados Unidos y para el acceso a sus interrogatorios.
“El gobierno de México no ha tenido conocimiento de la existencia de un operativo que incluyera el trasiego o tráfico controlado de armas a territorio mexicano”, subrayó la dependencia en el comunicado.
    Según la PGR, por las declaraciones de Holder y luego de consultas a diversas dependencias estadunidenses, “se entiende que Estados Unidos no autorizó el trasiego intencional y controlado de armas a territorio nacional como parte de este operativo”.
    Y sostuvo que el gobierno de México “no ha dado ni dará su autorización tácita o expresa, bajo ninguna circunstancia, para que ello ocurra”.
Finalmente, la PGR ratificó el compromiso del gobierno de México para fortalecer la cooperación bilateral y así “evitar y detener el tráfico de armas desde Estados Unidos hacia territorio mexicano”.  

Comentarios