Avalan diputados cambios en materia de derechos humanos

martes, 15 de marzo de 2011 · 01:00

MÉXICO, DF, 15 de marzo (apro).- Con 396 votos a favor, el pleno de la Cámara de Diputados aprobó cambios en materia de derechos humanos y dejó ‘encorchetado’, para definir en una discusión posterior, quién debe determinar cuándo la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) puede contar con facultad de investigación en casos de violaciones graves a las garantías fundamentales.
    Entre las modificaciones destaca el “reconocimiento” de los derechos humanos de parte del Estado mexicano y el tema deja de ser un “otorgamiento”.
Otro cambio es que los derechos humanos amplían su significado y ahora será el de derechos humanos y garantías; además, se hace una distinción entre el significado de refugio y el de asilo.
Y un cambio más a resaltar es que se establece en la Constitución que, aun cuando se instaure la suspensión de garantías en determinados momentos, no se incluirá el derecho a pensar distinto, a profesar algún culto religioso o a manifestar la preferencia sexual.
    Otro nuevo elemento que avalaron los diputados fue el considerar las garantías laborales como derechos humanos.
Todos estos cambios fueron detallados en la defensa de las reformas por el priista Alfonso Navarrete Priva, presidente de la Comisión de Derechos Humanos de la Cámara de Diputados.
    La parte de la reforma que quedó ‘encorchetada’ tiene que ver también con definir quién será el que determine en qué casos la CNDH atraerá una investigación por graves violaciones a las garantías individuales: si lo hará el presidente de la Comisión, como lo fijó el Senado de la República, o lo hará el Consejo Consultivo, como lo estableció la Cámara de Diputados.
    Todo lo que tiene que ver con esta facultad investigadora del ombudsman nacional será abordado en otro momento y formará parte de otra reforma constitucional.

Sanciones a anuncios sexuales

Los diputados también aprobaron, con 401 votos a favor y seis abstenciones, reformas que castigan la publicación en medios de comunicación de anuncios donde se ofrezcan servicios sexuales.
De esa manera, modificaron la Ley para Prevenir y Sancionar la Trata de Personas y establecieron penas de 27 años de cárcel para los responsables de la contratación de anuncios sexuales.
    Durante el debate, las diferencias se centraron en definir con claridad a quién se debe sancionar: si a quien presta sus servicios sexuales o a quienes contratan éstos; finalmente, los cambios se dirigieron a estos últimos.
    Así, la sanción recaerá en los propietarios de diarios, revistas y medios de comunicación electrónica que publiquen o difundan anuncios que promuevan la explotación y el comercio sexual.
    La reforma establece que “la persona que contrate publicidad por cualquier medio de comunicación, así como la persona que publique anuncios, que encuadren en algunas de las conductas del delito de trata de personas, será sancionada conforme a lo dispuesto en el artículo 6º de esta ley”.
    En él se establece que a quien cometa el delito de trata de personas se le aplicarán de 6 a 12 años de prisión, y de 500 a mil 500 días de multa; además de 9 a 18 años de prisión y de 750 a 2 mil 250 días de multa si el delito es cometido contra una persona menor de 18 años o que no tenga capacidad para comprender el significado del hecho para resistirse.
Por último, se obliga a que los medios de comunicación promuevan el monitoreo para evitar que se violen las nuevas disposiciones.
    La reforma se dio luego del abierto pleito que entablaron el diario Reforma de la Ciudad de México y la empresa Televisa, en donde ambas se acusaban de promover la pornografía y la venta de favores sexuales a través de sus anuncios.

Comentarios