Reconoce México que aviones no tripulados de EU sobrevuelan el país

miércoles, 16 de marzo de 2011

MÉXICO, D.F., 16 de marzo (apro).- El gobierno de México reconoció hoy que aviones estadunidenses no tripulados han sobrevolado en más de una ocasión territorio mexicano, en especial, la frontera norte.

Después de que el diario neoyorquino The New York Times revelara en su edición de este miércoles la incursión --desde febrero pasado--, de aviones militares estadunidenses no tripulados en México como parte de los acuerdos de cooperación para combatir el narcotráfico, este miércoles el vocero de seguridad nacional tuvo que admitir la existencia del acuerdo, que el gobierno de Felipe Calderón mantuvo en secreto durante un mes.

A través de un comunicado, el vocero de Seguridad Nacional, Alejandro Poiré, reveló que México solicitó “en ocasiones y eventos específicos” el apoyo de aviones no tripulados de Estados Unidos como parte de la lucha contra el narcotráfico.

Poiré justificó la incursión con el argumento de que los sobrevuelos han permitido obtener información específica sobre actividades del narcotráfico y del crimen organizado.

Aclaró que la definición de objetivos siempre ha estado bajo el control de las autoridades mexicanas.

Dichos operativos, precisó Poiré, se han realizado “con la autorización, vigilancia y supervisión operativa de las agencias nacionales, incluida la Fuerza Aérea Mexicana”.

“Como parte de la colaboración bilateral en materia de seguridad, el Gobierno de México ha solicitado en ocasiones y eventos específicos al gobierno de los Estados Unidos el apoyo de aviones no tripulados para la obtención de elementos de información específica, definida por el gobierno de México, en particular en la zona fronteriza, para la consecución de objetivo en materia de seguridad”, explicó Poiré.

El vocero de Seguridad Nacional dijo que la estrategia emprendida por el gobierno de México contempla como su “segundo eje la necesidad de escalar las capacidades técnicas y humanas del Estado mexicano a fin de combatir con mayor eficacia a la criminalidad”.

Mencionó que los acuerdos de colaboración con Estados Unidos han escalado a otros niveles para enfrentar de manera “más contundente” al crimen organizado.

Este día, el diario The New York Times publicó que la cooperación militar entre Estados Unidos y México se ha “profundizado” con el sobrevuelo de aviones no tripulados en territorio mexicano como parte de un acuerdo de lucha contra el narcotráfico.

Otro de los acuerdos, destacó el diario, es la creación de un centro de fusión "antinarcóticos" en México, en el que trabajarían conjuntamente las autoridades de los dos países.

El diario estadunidense señaló que los sobrevuelos se iniciaron el pasado mes de febrero.

Destacó que gracias a estos sobrevuelos se ha podido localizar a varios sospechosos vinculados con el asesinato del agente estadunidenses de Inmigración y Aduanas, Jaime Zapata, el pasado 15 de febrero.

Los vuelos son realizados por los aviones no tripulados Global Hawk, a más de 10 mil metros de altitud y no pueden ser vistos desde tierra; tienen como objetivo localizar las redes de narcotraficantes mexicanos.

 

Calderón violó la Constitución: senadores

Más tarde, en el Senado de la República, legisladores del PRI, PRD y PT reprobaron la decisión del gobierno mexicano de autorizar la incursión de aviones militares estadunidenses no tripulados, y acusaron al presidente Felipe Calderón de haber violado la Constitución.

Los senadores Rosario Green, Claudia Corichi y Ricardo Monreal calificaron como una violación a la soberanía nacional y como un acto de entreguismo la autorización para que los aviones de Estados Unidos sobrevuelen en el espacio aéreo mexicano.

La senadora y exsecretaria de Relaciones Exteriores, Rosario Green, reprochó que la decisión se haya tomado “a espaldas” del Senado, debido a la importancia que revista la violación del espacio aéreo nacional, y acusó al presidente Felipe Calderón de someter al país a intereses extranjeros.

Consideró que el acuerdo surgió durante el encuentro que sostuvieron los presidentes de México, Felipe Calderón, y de Estados Unidos, Barack Obama, a principios de este mes. “Me parece una barbaridad que se haya mantenido en secreto, porque hay disposiciones constitucionales efectivamente que tienen que ver con el espacio aéreo mexicano, y porque si no hay nada qué ocultar, por qué no debatirlo entonces con el Congreso que, a final de cuentas, tiene muchísimo que ver con el mantenimiento de la soberanía nacional, de manera particular el Senado de la República", agregó.

Green adelantó que este jueves, durante la comparecencia de la secretaria de Relaciones Exteriores, Patricia Espinosa, el Senado exigirá una explicación sobre los vuelos de aviones no tripulados y la existencia de centros de control binacional

“Nosotros sentimos que se nos ha ocultado, no sólo eso, sino el segundo centro conjunto contra el tráfico de drogas. ¿Qué es eso? ¡Por Dios Santo! Cuáles son los acuerdos a los que se compromete verdaderamente el presidente Calderón cuando va a Washington!”

Por su parte, la senadora perredista por Zacatecas, Claudia Corichi, consideró muy grave que se permita a Estados Unidos sobrevolar el espacio aéreo, y exigió a Calderón informar sobre los diferentes operativos que realiza el gobierno de Barack Obama en nuestro territorio.

A su vez, el petista Ricardo Monreal sostuvo que la autorización demuestra el entreguismo del gobierno mexicano: “Me parece que por más que se argumente esta decisión que se tomó, lo cierto es que es inconstitucional y que el Senado, vigilante de la política exterior mexicana, no tenía conocimiento; viola la Constitución, viola la soberanía nacional, y simple y sencillamente somete al país a una condición de indignación y de una actitud demasiado subordinada y demasiado entreguista.”