Separan de su cargo al secretario general de Los Legionarios

jueves, 17 de marzo de 2011

MÉXICO, D.F., 17 de marzo (apro).- El secretario general de los Legionarios de Cristo, el sacerdote mexicano Evaristo Sada, será relevado de su cargo en el otoño próximo, cuando se de a conocer el nombre de su sucesor.

La salida de Sada representa el primer cambio realizado en la cúpula directiva de la Legión, después de que el Vaticano tomó el control de esa congregación religiosa, tras los escándalos de abuso sexual cometidos por su fundador, el sacerdote Marcial Maciel.

El relevo de Sada fue anunciado por el propio director general de los Legionarios, el sacerdote Álvaro Corcuera, mediante una carta dirigida a los miembros de la congregación, fechada el pasado 31 de enero:

“Les comunico que al cumplirse el sexenio para el que fue nombrado, el P. Evaristo Sada, en enero de 2005, he considerado oportuno pedirle, previo consentimiento del Consejo, que continúe desarrollando este oficio hasta el nombramiento del nuevo secretario general, para otoño próximo.”

Divulgada hoy por la agencia Notimex, Corchera señala en la misiva que, después de dejar su actual cargo, Evaristo Sada “colaborará en la promoción de las ‘escuelas de oración’ entre legionarios y miembros del Regnum Christi, formando parte del equipo técnico general de consultoría”.

Por último, Corcuera agradece “de todo corazón” el “amor y la abnegación” con que Sada sirvió a la Legión de Cristo como su secretario general.

Trascendió que este cambio en la cúpula directiva fue avalado por monseñor Velasio De Paolis, el delegado que nombró el Papa Benedicto XVI para que vigile las reformas emprendidas en la congregación religiosa.

El 1 de mayo del año pasado, a través de un comunicado, el Vaticano reconoció que Marcial Maciel había constituido un “sistema de poder” dentro de la Legión, que lo volvió prácticamente intocable, pese a sus constantes abusos sexuales cometidos contra menores de edad.

Desde entonces, se señaló como encubridores de Maciel a Evaristo Sada y Álvaro Corcuera, así como al vicario general de la congregación, Luis Garza Medina.

Se esperaba que estos tres principales directivos fueran removidos inmediatamente de sus cargos. Pero no fue así. Es hasta ahora, con la destitución de Sada, que se empieza a descabezar a la cúpula legionaria.

Por lo pronto, aún no se da a conocer el método de elección mediante el que se nombrará al sustituto de Sada, ni se sabe la fecha exacta de su salida.

 

Comentarios