Amnistía Internacional emite alerta ante amenazas a refugio migratorio en Coahuila

miércoles, 2 de marzo de 2011

MÉXICO, DF, 2 de marzo (apro).- Amnistía Internacional (AI) emitió una acción urgente por la inseguridad que prevalece en Belén, Posada del Migrante, un refugio migratorio que cuenta con resguardo policiaco como medida cautelar en Saltillo, pero cuyos agentes se negaron a proteger a un indocumentado.
    De acuerdo con el organismo civil de presencia internacional dedicado a la promoción y defensa de los derechos humanos, el pasado 25 de febrero una mujer llegó al refugio a bordo de una camioneta tipo todo-terreno, tripulada por cinco personas.
    La mujer intentó ingresar al refugio pero uno de los migrantes le impidió el paso, desatando una serie de amenazas en presencia de los patrulleros.
    Según AI, el policía encargado de la vigilancia recomendó al migrante cerrar bien la puerta, argumentando que los tripulantes del todo-terreno “se veían sospechosos”.
    “No pasó nada, ¿para qué se quejan? Ni se la hicieron de pedo ni nada”, se justificó el uniformado.
    En su acción urgente, el organismo expuso su “honda preocupación debido a que las medidas de protección dictadas por la Comisión Interamericana de Derechos Humanos y por la Comisión Nacional de los Derechos Humanos no se han puesto plenamente en práctica, y las personas del albergue permanecen en peligro. Las amenazas y los ataques contra los migrantes que se encuentran en Saltillo y contra el personal del albergue pueden intensificarse aún más”.
    Dirigida por el sacerdote Pedro Pantoja Arreola, Belén, Posada del Migrante ha sido objeto de diferentes agresiones, así como de acosos policiacos y de grupos de la delincuencia organizada; además de muerte contra su titular y los activistas que trabajan en el inmueble.
    Debido a la intensificación de las agresiones y amenazas a partir de 2008, la CIDH y la CNDH solicitaron que el Estado mexicano ofreciera protección policiaca al refugio de Saltillo.

Comentarios