Hallan dos cadáveres más en la finca de Tlalmanalco; van seis

miércoles, 2 de marzo de 2011

MÉXICO, DF, 2 de marzo (apro).- Con el hallazgo de dos cadáveres más en el municipio de Tlalmanalco, suman seis hasta ahora las personas secuestradas y asesinadas por la banda de secuestradores Los Aboites que tenían su radio de acción en el Estado de México.
    Dicha organización criminal estaba encabezada por Rodolfo Aboites, quien fue vocero del gobierno municipal del Raúl Sánchez Reyes durante el trienio 2006-2009. El exfuncionario fue detenido hace un par de días, acusado de formar parte de la banda de secuestradores y de La Familia Michoacana.
En conferencia de prensa, la Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJEM) informó que en las últimas horas halló dos cadáveres más en fosas clandestinas donde la banda encabezada por Rodolfo Aboites enterraba a sus víctimas.
    La búsqueda, en la que participa personal de la PGJEM y la Agencia de Seguridad Estatal (ASE), es apoyada por personal del Ejército Mexicano y se realiza en siete puntos de esta zona.
    La dependencia también confirmó que continúa la investigación para detener a otros integrantes de esta banda de plagiarios.
Las indagatorias están relacionadas con la posible participación de más exfuncionarios de los municipios de Tlalmanalco, Ozumba, Atlautla y Amecameca.
    La PGJEM precisó que la búsqueda se realiza en los predios de Las Delicias y el fraccionamiento Santa María, en Tlalmanalco, ante la presunción de que existen ahí más cuerpos ilegalmente inhumados.
Como se recordará, el exalcalde de Tlalmanalco, el perredista Raúl Fernando Sánchez Reyes, fue detenido por la Procuraduría mexiquense presuntamente por pertenecer a un grupo del crimen organizado.
Los integrantes de la célula criminal han dado pistas de más exfuncionarios involucrados, además del policía local Víctor Manuel Pérez Orteales, en secuestros de empresarios, comerciantes y transportistas en Tlalmanalco, Amecameca, Ozumba y Atlautla, entre otros municipios.
El domingo pasado, los cuerpos de cuatro personas enterradas en el interior de una casa de seguridad en el fraccionamiento Santa María de Tlalmanalco fueron llevados al Centro de Justicia de Amecameca para que fueran identificados por sus familiares.
    No obstante, extraoficialmente se habla de que el número de cuerpos localizados hasta ahora es de diez.
La banda de secuestradores, encabezada por Rodolfo Aboites López, El Grande, habría participado en más de medio centenar de ejecuciones.