Pide el PRI auditar presupuesto y desarrollo de la SSP

lunes, 21 de marzo de 2011

MÉXICO, D.F., 21 de marzo (apro).- El PRI en la Cámara de Diputados pidió a la Auditoría Superior de la Federación (ASF) revisar los programas de prevención del delito, combate al secuestro, tráfico de armas y de personas, el sistema penitenciario y el de labores de inteligencia, todos a cargo de la Secretaría de Seguridad Pública federal presidida por Genaro García Luna.
En el análisis hecho por el PRI sobre el gasto realizado por la SSP entre 2006 y  2009 se detectó que a pesar de los elevados recursos económicos asignados a la dependencia, el índice de delitos federales se incrementó.
"La SSP cuadruplicó su presupuesto de 2006 a 2009 al pasar de 8 mil 676 millones a 33 mil 576 millones, pero a pesar de esos recursos el índice de delitos federales se disparó en temas como el secuestro, el robo con violencia y los homicidios dolosos",  aseveró el vicecoordinador jurídico del PRI en San Lázaro, Arturo Zamora Jiménez.
El diputado por Jalisco refirió que frente al presupuesto de dependencias como la Secretaría de la Defensa Nacional y, en específico, del Programa Nacional de Seguridad, que en 2009 tuvo sólo 2 mil 169 millones, la SSP invirtió en ceremonias y gastos de representación 4 mil 194 millones  ese mismo año.
Explicó que en 2009 la SSP gastó 2 mil 506 millones de pesos en "Servicios oficiales",es decir, aquellos relacionados con actos, ceremonias y actividades oficiales; esto, al margen de que la Cámara de Diputados ya le había autorizado más de 1,688 millones para esa partida. Lo que sumaría un total de de 4 mil 194 millones.
Zamora Jiménez dijo que es urgente una fiscalización a fondo a los recursos millonarios que opera la SSP en una estrategia fallida, pues no aminora los altos índices delitos, y esto, dijo,  frente al presupuesto de la PGR, que fue sólo de 10 mil 338 millones, prácticamente una tercera parte de lo que gastó la SSP en 2009.
La Secretará de la Defensa Nacional  (Sedena) tuvo para el programa nacional de seguridad, en el 2009 un presupuesto de 2 mil 169 millones, lo cual es "completa y absolutamente desigual, sobre todo si vemos el buen desempeño, detenciones y aseguramientos de las fuerzas armadas frente a la pobre actuación de la SSP”.
"La Sedena, a pesar de que cada vez se le encargan más responsabilidades y tiene un mayor rol en el combate a la delincuencia organizada, gasta sólo la mitad de los recursos que tiene la SSP sólo para ceremonias y gastos de representación de sus funcionarios", apuntó el legislador por Jalisco.
Expuso que tan sólo en 2009, en el "Programa de Implementación de Operativos para la Prevención y Disuasión de los Delitos", la Auditoria Superior de la Federación encontró la Policía Federal  no podía  comprobar gastos de  958.2 millones de pesos.
El integrante de la Comisión de Justicia, dijo que el sector de seguridad pública no está suficientemente fiscalizado; en el 2009 sólo se realizaron 10 auditorias de las 945 revisiones practicadas, lo que representa sólo representan el 1.05 por ciento.
Ante ello y a nombre del PRI propuso reorientar la estrategia de seguridad pública, a fin de incluir ajustes en el gasto público, rediseñar programas de combate a la delincuencia a largo y mediano plazo, además mejorar sustancialmente la coordinación entre las áreas encargadas de la seguridad pública y los diferentes órdenes de gobierno.
Solicitó a la ASF reorientar la fiscalización y rendición de cuentas hacia la revisión y evaluación de las áreas críticas y estratégicas de una nueva estrategia de seguridad pública, en particular a programas para combatir el secuestro, eliminar el tráfico de armas y de personas, y prevenir el lavado de dinero y, también, realizar una profunda revisión al sistema penitenciario.
Arturo Zamora Jiménez, también integrante de la Comisión de Defensa, expuso que la SSP es inoperante en materia de prevención del delito y en acciones de inteligencia contra de la delincuencia organizada.
"La SSP ha sacrificado lo importante para atender sólo lo emergente"; prueba de ello es que el delito del secuestro se incrementó  entre el 2006 y el 2009 en 83.3 por ciento; los homicidios dolosos aumentaron en ese lapso 33.9 por ciento y el robo con violencia subió en 31.6 por ciento".
Lo anterior, a pesar de que entre  2006 y  2009 se cuadruplicó el presupuesto de la SSP. "No nos puede argumentar la SSP que no se trata de delitos federales porque el robo con violencia es con armas de fuego, los homicidios intencionales son con armas de fuego y los secuestros son con armas de fuego, y en todos esos casos hay delitos del orden federal, combinados con delitos del orden común" puntualizó el legislador.
Es urgente que la Auditoria Superior de Federación realice una serie de evaluaciones y auditorias no sólo al gasto que realiza la SSP sino, también, al desempeño de la dependencia.