ASF: sin auditar, 40% de recursos para estados en 2009

miércoles, 23 de marzo de 2011

MÉXICO, DF, 23 de marzo (apro).- El titular de la Auditoría Superior de la Federación (ASF), Juan Manuel Portal, sostuvo que cerca de 40% de los recursos destinados a estados, municipios y Distrito Federal, unos 375 mil 717 millones de pesos, no pudieron ser fiscalizados por ese organismo en 2009.
Esta falta de revisión se debe a que dichos recursos “son de libre administración hacendaria y no pueden ser fiscalizados por la ASF”, explicó el auditor durante la segunda reunión celebrada en la Cámara de Diputados con motivo de la revisión de la Cuenta Pública de 2009.
Dijo que mediante las auditorías practicadas en las regiones se lograron recuperar 6 mil 742 millones de pesos para ser ‘redireccionados’ a servicios educativos, salud, seguridad y creación de infraestructura.
Destacó que en el sector educativo se detectó que 80% de los profesores no contaron con acreditación de su actualización profesional y que el promedio de alumnos por maestro fue de más de 25.
Además, se identificó que los recursos destinados para la capacitación del personal docente no fueron aprovechados en su totalidad, ya que quedaron sin aplicar unos 212 millones de pesos, en poder de la Asociación Nacional de Universidades e Instituciones de Educación Superior (ANUIES).
En 92% de las auditorías efectuadas en las instituciones públicas de educación durante las cuentas públicas de 1998 a 2009, agregó Portal, “se ha observado que persisten deficiencias, como la falta de entrega oportuna de recursos federales y estatales a las universidades por parte de los gobiernos de los estados, y la escasa vigilancia de la Secretaría de Educación Pública de convenios de apoyo financieros”.
En cuanto al sector salud, el responsable de la ASF detalló que los sistemas de seguridad social atendieron a 61% de los 107 millones de mexicanos; el Seguro Popular, a 29%, y los seguros médicos del sector privado a 1%. El otro 9% quedó pendiente de incorporarse en alguno de esos esquemas.
Destacó que durante este año el país hizo frente a la epidemia de influenza AH1N1, por lo que se adquirieron 8.3 millones de dosis, mismas que distribuyó el Centro Nacional de Vigilancia Epidemiológica y Control de Enfermedades.
Sin embargo, enfatizó que durante las auditorías se percató de diversos problemas en el sector salud, como es la carencia de indicadores que midan la asistencia médica, la investigación científica y la formación de recursos humanos calificados.
Asimismo, se detecto la insuficiencia del equipamiento y la falta de recursos financieros para el desarrollo de los protocolos de investigación y los cursos de especialización y postgrado comprometidos en sus programas de trabajo.
El auditor superior de la Federación también revisó los niveles de pobreza que se registraron durante ese 2009 y destacó que México mantiene un alto nivel de desigualdad a escala mundial; no obstante, se identificó que en ese año el programa Oportunidades benefició a 23.6 millones de personas que viven en situación de pobreza.
Por ello, propuso a los legisladores armonizar la Ley General de Desarrollo Social para que los programas en la materia puedan ser financiados sin sufrir disminuciones que afecten su impacto, así como desarrollar infraestructura y medios para detectar brotes epidémicos y para producir internamente y de manera oportuna las vacunas necesarias.
El titular de la ASF concluyó que los programas de salud, educación, lucha contra la pobreza, seguridad e infraestructura a nivel estatal y municipal” representan la presencia inmediata del aparato estatal ante la comunidad, especialmente ante los sectores más vulnerables: población infantil, ancianos, indígenas, enfermos y analfabetas.
Es por ese motivo, argumentó, que se deben cumplir a cabalidad los objetivos de los programas federales, a fin de favorecer la condición de vida de todos los mexicanos.

Comentarios