Edomex: la cooptación como estrategia

sábado, 26 de marzo de 2011

En el Estado de México los gobiernos del PRI han repartido cargos, favores y prebendas para desarticular y castrar a la oposición panista y perredista. Para ello el Grupo Atlacomulco cuenta con una red de complicidades que logró enquistarse en las dos últimas administraciones federales panistas y que incluso ha operado en contra de sus propios correligionarios. Así lo asegura Rubén Mendoza Ayala, excandidato del PAN a la gubernatura del Estado de México, quien sostiene que fue víctima de estas maquinaciones.

 

MÉXICO, DF., 26 de mrzo (Proceso).- En marzo de 2005, al final de un debate radiofónico, Enrique Peña Nieto, entonces candidato del PRI a la gubernatura del Estado de México, se le acercó en los baños de la estación a Rubén Mendoza Ayala, candidato por el PAN, su principal contendiente, y le propuso: “Vamos a reunirnos en casa de Enrique Jacob Rocha para ponernos de acuerdo, ¿no?”

En entrevista con Proceso, Mendoza recuerda que él nunca acudió a esa reunión en el domicilio del viejo operador priista del Estado de México, cercano a Peña Nieto, pero “luego me enteré que sí asistió mi coordinador de campaña, Ulises Ramírez”.

Priista hasta 1996 y exalcalde de Tlanepantla por el PAN entre 2000 y 2003, Mendoza aventajaba a Peña Nieto por más de nueve puntos en las encuestas de entonces. Inexplicablemente, su campaña cayó en picada, los escándalos se sucedieron y los medios lo acusaban de llegar tarde a sus eventos, y hasta le dieron el mote de El Feo, en contraste con el candidato priista. Acabó con el 24.74% de los votos, frente al 40% de Peña Nieto.

 “Después de esa reunión, Ulises le ordenó a la estructura del Partido Acción Nacional que se retirara de la contienda de 2005”, acusa Mendoza.

–¿Lo corrompieron? –se le pregunta.

–No tengo las pruebas. Lo que sí sé es que desde entonces Ramírez es cercano a Peña Nieto y ha obtenido múltiples favores y contratos a su favor. Por ejemplo, su esposa Luz María Angélica Alatorre Carbajal fue nombrada, con los votos del PRI en el Congreso local, magistrada del Tribunal de lo Contencioso Administrativo.

Extracto del reportaje que se publica en la edición 1795 de la revista Proceso, ya en circulación.

Comentarios