Niega cabildo de Nuevo León homenaje a Salinas; el alcalde lo hace a título personal

lunes, 28 de marzo de 2011 · 01:00

MONTERREY, N.L., 28 de marzo (apro).- El alcalde panista de San Pedro, Mauricio Fernández Garza, no se quedó con las ganas de rendir sendos homenajes al expresidente Carlos Salinas de Gortari y al exgobernador priista de Nuevo León, Jorge Treviño Martínez, luego de que el Cabildo rechazara su propuesta de poner los nombres de ambos políticos a instalaciones oficiales.
Inconforme con la decisión del Cabildo, el controvertido alcalde regiomontano colocó en ambos costados de su Hummer blanca las fotografías de Salinas y de Treviño, en las que les expresa su gratitud por los servicios que prestaron al municipio de San Pedro en el trienio 1989-1991, durante su primer periodo como alcalde en esa localidad y pese a militar en partidos opuestos.
El pasado lunes 7, el edil propuso al Cabildo que se le pusiera el nombre de Salinas de Gortari a la Casa de la Cultura Vista Montaña, y el de Jorge Treviño Martínez a la biblioteca y plaza de La Cima, ambas obras ubicadas en la popular colonia San Pedro 400.
Ese día, el cabildo hizo una votación secreta y la doble iniciativa de Fernández fue rechazada por mayoría.
Pero Fernández Garza no se aguantó las ganas y este lunes estacionó su lujosa camioneta frente a la sede municipal, en el centro sampetrino y organizó una singular ceremonia. El vehículo estaba cubierto con una manta negra. Minutos después, invitó al exgobernador Treviño, quien estuvo al frente de esta entidad en el trienio 1985-1991, a que jalara la manta.
Así lo hizo Treviño y en el costado derecho del vehículo vio su foto con la siguiente leyenda: “Gracias por apoyar San Pedro. Administración 1989-1991”.
Retirado de la política y dedicado a la asesoría jurídica, el político regio se dijo agradecido con el reconocimiento del alcalde panista.
Del lado izquierdo de la camioneta, estaba una foto de Carlos  Salinas con la misma inscripción.
 El alcalde de San Pedro justificó así su puntada:
“A fin de cuentas decidí que como era un esfuerzo más que yo viví, sentí que haciéndolo así no alteraba el orden constitucional ni mucho menos, y evadíamos que si se forzaba o sentía incómodo algún regidor en dar el agradecimiento. Por eso lo hago a título personal”.

Comentarios