Despiden a 40 policías de Guadalupe por reprobar examen de confianza

martes, 29 de marzo de 2011

MONTERREY, N.L., 29 de marzo (apro).- Por reprobar el examen de confianza, un total de 40 policías del municipio de Guadalupe fueron cesados, informó la alcaldesa Ivonne Álvarez.
Luego de una reunión con mandos policíacos municipales, la edil dio a conocer que los policías serían dados de baja este mismo martes como parte del programa de depuración efectuado en coordinación por el Ayuntamiento y el gobierno de Nuevo León.
El viernes fueron separados de su cargo cinco policías de esa localidad después de que permitieron que un comando rescatara el cadáver del animador de Televisa Monterrey, José Luis Cerda Martínez, La Gata, cuando agentes ministeriales hacían el levantamiento del cuerpo en el bulevar Miguel de la Madrid, de esa localidad.
El cuerpo acribillado fue abandonado, horas más tarde, en el interior de un coche.
Álvarez mencionó que aún faltan 292 elementos de la corporación por someterse a las pruebas de control de confianza; y advirtió que quienes no acudan a cumplir con el trámite serán dados de baja.
Los policías cesados fueron reportados al Sistema Nacional de Seguridad Pública para que quede un registro de su paso por Guadalupe y las causas por las que ya no pertenecen a la corporación.
Además de los 40 que fueron dados de baja hoy, han sido cesados 263 elementos, para hacer un total de 303 expulsados de la fuerza policíaca operativa guadalupense desde que inició la administración, a finales del 2009.
La alcaldesa explicó que desde que inició su gestión, a la par que los agentes policíacos, han sido despedidos 227 trabajadores  administrativos de la misma corporación y agentes de Tránsito.

Consignan a dos por crimen de funcionario

Dos policías estatales fueron consignados hoy por haber participado en el secuestro y homicidio del director del C5, Homero Guillermo Salcido Treviño, el 13 de febrero pasado.
Un juez local les levantó el arraigo para dictarles auto de formal prisión a Francisco Javier Bautista Castillo, Pipo, coordinador de Base de Operaciones Mixtas, y a Jorge Alberto Gutiérrez Torres, George, escolta del funcionario ejecutado a balazos.
Los dos serán procesados por los delitos de homicidio calificado, privación ilegal de la libertad en su carácter de secuestro, cohecho, delitos cometidos contra instituciones oficiales y servidores públicos, y asociación delictuosa.
El día de los hechos, Salcido Treviño fue secuestrado por la mañana y posteriormente asesinado a balazos en el interior de una camioneta blindada que le había asignado el Gobierno de Nuevo León.
La camioneta fue abandonada e incendiada en el cruce de Vallarta y Washington, en el centro de la ciudad. El cuerpo del funcionario fue hallado semicarbonizado.

Comentarios