Especulaciones, las profecías mayas sobre el fin del mundo: antropólogos

martes, 29 de marzo de 2011

VILLAHERMOSA, Tab., 29 de marzo (apro).- La sexta y última estela del calendario de la cultura maya, conocida como monumento 6  y encontrada por el poeta Carlos Pellicer en el cerro El Tortuguero, en el municipio de Macuspana, no anuncia el fin del mundo como se especula en distintas partes del orbe, aclararon especialistas.
Al presentar y describir la  inscripción, los expertos desmintieron que la piedra rescatada por Pellicer en 1958 haga referencia al fin del mundo  y al comienzo de una nueva era a partir del 23 de diciembre de 2012.
    El delegado del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), Juan Antonio Ferrer Aguilar, explicó que la piedra hace mención a los combates, victorias y otros  sucesos vividos por el gobernante Balam Ahau  en el siglo VII d.C.
En una de las partes conservadas, apuntó, se alude  a la fecha y el polémico descenso de Bolom Yokté, dios de los nueve pasos, asociado con la creación del universo y quien anuncia una nueva era.
    En el Museo Regional Carlos Pellicer Cámara, acompañado de Norma Cárdenas Zurita, directora del Instituto de Cultura de Tabasco, el funcionario federal detalló que, según lo indica la piedra, cada 400 años se presenta un suceso importante, conocido como Bactum, por lo que, de acuerdo con las profecías mayas, se han presentado hasta ahora 12 sucesos, y el 23 de diciembre de 2012 se presentaría el Bactum XIII, que significa el inicio de una nueva era.
    Por su parte, Rebeca Perales Vela, directora de Patrimonio Cultural del Instituto de Cultura de Tabasco, explicó que la litografía pertenece a la Colección Pellicer y está dividida en fragmentos e incompleta.
Cuatro partes están en el Museo Regional Carlos Pellicer Cámara, otra en el Museo Metropolitano de Nueva York y dos más  en la colección de un  particular, en Estados Unidos, refirió.
    Recordó que el museo  abierto en honor del poeta tabasqueño, ubicado en la zona del Centro de Investigación de la Cultura Olmeca Maya (CICOM), se considera el segundo más importante de nuestro país, pues cuenta con cerca de diez mil piezas de las culturas olmeca, maya y de Occidente.
Destacó que desde hace algún tiempo el monumento 6 del Tortuguero adquirió una enorme importancia en función de la fecha que tiene inscrita –23 de diciembre--, pues el programa Mundo Maya lo va a utilizar para atraer turismo mundial.
    El subdirector del Centro INAH Tabasco, José Luis Romero Rivera, especialista en escritura maya, señaló que la piedra caliza, esculpida con martillo y cincel, no pertenece al llamado Calendario Maya; más bien, dijo, se asemeja a una especie de placa alusiva a los sucesos y hechos que pasaron en el siglo VII de nuestra era.
“Es precisamente como la placa alusiva a un museo o una obra histórica”, puntualizó e indicó que la parte donde se señalan los sucesos de 2012 está incompleta y sólo informa un cinco por ciento de los sucesos del gobernante, por lo que todo lo dicho en ese sentido “es mera especulación”.
“En ningún lado dice que en ese año se va a acabar el mundo, pero sí nos refiere la llegada de un señor de los cielos, en coincidencia con el cierre de un ciclo numérico maya”, subrayó.