Presenta PAN al yunquista Bravo Mena como su carta para el Edomex

martes, 29 de marzo de 2011

MÉXICO, D.F., 29 de marzo (apro).- El guanajuatense Luis Felipe Bravo Mena, prominente militante de la organización ultraderechista El Yunque, fue designado hoy por el Partido Acción Nacional (PAN) como su candidato al gobierno del Estado de México, y aspira a serlo también de la alianza con el Partido de la Revolución Democrática (PRD) que aprobó la consulta ciudadana del domingo.
    Gustavo Madero, presidente del PAN, hizo el anuncio de la designación de Bravo Mena tras la declinación de José Luis Durán Reveles y Ulises Ramírez, quienes también aspiraban a la postulación, y aseguró que el PAN será capaz de vencer a la “maquinaria vieja, rancia, inescrupulosa y anquilosada” del Partido Revolucionario Institucional (PRI).
    Presidente del PAN cuando Vicente Fox ganó la Presidencia de la República, luego embajador ante El Vaticano y hasta hace tres meses secretario particular de Felipe Calderón, Bravo Mena agradeció a Ramírez y Durán haber declinado por él, y ofreció construir una gran alianza ciudadana para enfrentar al PRI, que incluya al PRD.
“Por eso mismo les digo a los perredistas: se necesita que este deseo de cambio se encarne en un liderazgo, se encarne en una propuesta y yo tengo la trayectoria y el compromiso”, afirmó.
Nacido en León, Guanajuato, en 1952, Bravo Mena escaló posiciones en organismos empresariales antes de incorporarse al PAN, en cuya presidencia a menudo utilizó un lenguaje belicoso, como ante Andrés Manuel López Obrador, entonces jefe de Gobierno del Distrito Federal, cuando éste formuló críticas a Fox y cuando organizaciones ciudadanas convocaron a una marcha contra la inseguridad, en junio de 2004.
“Por más que a los emisarios del pasado les disguste y lo niegue el vulgar sectarismo maniqueo del aprendiz de dictador mesiánico que gobierna el Distrito Federal, hay hechos objetivos que demuestran cuánto se ha logrado en tres años de gestión con Vicente Fox y con el PAN”, declaró el 11 de junio.
Al día siguiente, López Obrador dijo que estaba cansado de las críticas que constantemente le hacían los panistas para defender al gobierno de Fox, cuyo mejor calificativo para su gestión era “mediocre”, y respondió también a las aseveraciones de Bravo Mena, a quien identificó como uno de los autores de la campaña en su contra.
“Muchos de los que participaron en esto son precisamente de esa secta de ultraderecha llamada El Yunque, a la que pertenece el señor Bravo Mena, muchos de ellos son los organizadores de esta campaña”, dijo López Obrador al referirse también a los convocantes a la marcha contra la inseguridad.
Y, en efecto, entre las organizaciones ciudadanas y personajes que organizaron la multitudinaria marcha del 28 de junio de 2004 estaban prominentes militantes de El Yunque, como Guillermo Velasco Arzac, alias Jenofonte, quien afilió a Bravo Mena a esa organización cuando fue el jefe en Guanajuato.
El fundador de la organización secreta en ese estado fue el poblano Luciano Ruiz Chávez, cuyo seudónimo es Agustín de la Cruz, quien reveló en el libro El Ejército de Dios (Plaza y Janés, 2004) que llegó a ese estado en 1967 y sus primeras afiliaciones fueron Lourdes, Carlos y Jorge Arturo Zepeda Orozco, primos de Ana Teresa Aranda, exsecretaria de Desarrollo Social con Fox.
“Yo llegué a Guanajuato en 1967 y comencé la Organización con los Zepeda Orozco. Luego, cuando me fui a Santillo, Coahuila, y luego a Mérida, Yucatán, me relevó Jenofonte”, dijo Ruiz Chávez.
Jorge Zepeda Orozco, notario público de León, es concuño del exgobernador interino Carlos Medina Plascencia, y Carlos es un empresario que escribió un libro para denunciar cómo, a pesar de haber sido militante, El Yunque destruyó su familia, cuya esposa e hijas también fueron afiliadas.
En Decepciona el PAN en Guanajuato, y El Yunque e intereses creados detrás de esto, un libro de escasa circulación, Carlos Alberto Zepeda Orozco, a quien en la organización tuvo el seudónimo de Nicolás, narra cómo ingresó a esa organización y cómo no sabía que su hermana Lourdes era también integrante:
“Con el tiempo me enteré que el jefe (sic) de ellas era mi hermana la mayor y que ingresó mucho tiempo antes de mí, yo no sabía que ella estuviera en la organización, y tal vez no fue para que no me enterara.”
Amigo de ellos era Luis Felipe Bravo Mena, quien comenzó a militar en El Yunque al lado de Elías Villegas Torres, alias Pedro, jerarca en Guanajuato y quien controla el aparato de gobierno, pero que también suele estar presente en las reuniones secretas.
“A los cursos de adiestramiento asistían Luis Felipe Bravo Mena y Elías Villegas”, reveló Aarón Soto, un exmiembro de El Yunque, quien fue afiliado en una ceremonia en el domicilio del actual senador panista Ramón Muñoz Gutiérrez, alias Julio Vértiz, quien fue jefe de la Oficina de Innovación Gubernamental de la Presidencia con Fox.
Con la militancia en El Yunque desde Guanajuato, Bravo Mena fue llevado por Velasco Arzac, su jefe, al Consejo Coordinador Empresarial (CCE) como analista, de 1978 a 1983, y luego fue jefe del Departamento de Investigación y análisis Sociopolítico de la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex), entre 1983 y 1985, para luego ser subdirector del Instituto de Proposiciones Estratégicas, cuyo jefe era Velasco Arzac.
En 1988, se convirtió en el asesor personal de Manuel Clouthier, candidato presidencial del PAN, y a partir de entonces comenzó su ascenso en ese partido, hasta convertirse en presidente, en sustitución de Felipe Calderón, en 1999. Ha sido diputado federal y senador.
Considerado uno de los “intelectuales” de El Yunque, Bravo Mena es ahora el candidato del PAN al gobierno del Estado de México, como ya lo fue en 1993, y antes candidato a alcalde de Naucalpan, donde tiene su residencia desde la década de los 80.
Manuel Díaz Cid, uno de los miembros de El Yunque de la primera generación –fue presidente del Frente Universitario Anticomunista (FUA) en Puebla--, conversó con el reportero, en junio del año pasado, sobre Bravo Mena, Manuel Espino y César Nava, los tres presidentes del PAN miembros de esa organización.
--El Yunque ya ha tenido a tres presidentes: Bravo Mena, Espino y Nava. ¿Han sido congruentes con el ideario de la Organización?
--Yo creo que el más afín ha sido Luis Felipe, pero veo a Manuel y a César cada uno por su lado. César ahora casándose, dejando de lado, por favor, uno de los principios que aquí adentro se consideraba fundamentales: el valor de la familia. Ahí están las inconsecuencias, inconsecuencias humanas, pero inconsecuencias.
“Luis Felipe es a lo mejor un poco rígido en algunas cosas, pero es más consistente, y Espino es un hombre muy agresivo y demasiado impulsivo. Su problema es que es demasiado impulsivo, porque en muchas de las cosas tiene razón, muchas de las críticas  que hace son perfectamente soportadas, pero sus formas no son las que mejor sirven ni para resolver los problemas ni mucho menos para encabezar una reforma en serio a los problemas que él está denunciando. Me parece que ahí es donde a él le ha fallado, en la forma.”