Se dispara inseguridad en Morelos; exigen la renuncia del gobernador

martes, 29 de marzo de 2011

CUERNAVACA, Mor., 29 de marzo (apro).- Por segundo día consecutivo, un amplio grupo de ciudadanos hartos de la inseguridad salieron a la calle a exigir a la autoridad poner fin a la ola de violencia.
Y es que en esta entidad gobernada por el PAN el número de ejecuciones en los tres primeros meses del año se ha disparado de manera inquietante.
Según datos de la procuraduría general de Justicia del estado (PGJE) en lo que va del año se han cometido 94 ejecuciones, cuando en el mismo periodo del 2010 sólo se había registrado 16; es decir, 78 más.
El tema de la inseguridad en la entidad volvió a ocupar un lugar preponderante luego del hallazgo de siete cadáveres amordazados en el interior de un auto que fue abandonado en la carretera México-Acapulco. Una de las víctimas era el joven Juan Francisco Sicilia Ortega, hijo del colaborador del semanario Proceso, Javier Sicilia.
Esta martes, mientras se realizaban las exequias de Juan Francisco, el secretario general de Gobierno, Oscar Sergio Hernández Benítez, en nombre del gobierno  Marco Antonio Adame, lamentó lo ocurrido y expresó su "consternación" a los deudos.
El funcionario dijo que el gobernador ha dado instrucciones para que este lamentable hecho sea esclarecido a la brevedad posible y anunció que trabajan ya en varias líneas de investigación, junto con personal de la Procuraduría General de la Republica (PGR), quien actúa como parte coadyuvante.
En una breve declaración a las afueras de la casa de Gobierno donde se llevo a cabo la reunión del gabinete estatal de Seguridad, Hernández Benítez pidió "no politizar" el caso de los siete muertos encontrados en el fraccionamiento Las Brisas el pasado lunes en la mañana.
     "No tiene caso politizarlo, es tiempo de que estemos unidos, no seria la mejor salida que abone algo positivo a esta situación. Lo importante es la seguridad" dijo.
El secretario general de Gobierno se negó a ofrecer avances de la investigación, sobre todo de la versión que circula, en el sentido de de que algunos de los siete asesinados fueron sacados de sus casas.
"Se esta investigando donde los agarraron, si de un bar o de sus casas" indicó, luego de  precisar que todo se informara a las familias de los deudos.
Sobre las marchas de protesta contra la violencia que se han registrado en los últimos días, el funcionario manifestó su respeto y señalo que son iguales a las que se esta dando en el resto del país.
Por la tarde, cerca de 300 personas se concentraron en el Zócalo de esta ciudad; de ahí, marcharon por varias calles, con dos exigencias: mayor seguridad y contra el aumento de tarifas eléctricas.
 El representante de la Comisión Independiente de Derechos Humanos, José Hernández, aportó más cifras de la violencia. Destacó que en 2010 fueron ejecutados 335 personas y que en los primeros tres meses de este año suman 94.
     Algunos manifestantes colocaron un altar frente al Palacio de Gobierno y a través de cartulinas exigieron la renuncia del gobernador Adame, quien hasta el momento no ha hecho ninguna declaración.
En vísperas de Semana Santa, el mandatario panista se reunió  con el general Leopoldo Díaz responsable de la XXIV Región Militar para revisar la situación en la entidad.
Por lo pronto, anunció que solicitarán refuerzos a la Policía Federal para cuidar la Autopista del Sol en el periodo vacacional.

Comentarios