Va Conagua contra opositores a la construcción de la presa El Zapotillo

martes, 29 de marzo de 2011

MÉXICO D.F., 29 de marzo (apro).- La Comisión Nacional del Agua (Conagua) procederá penalmente contra las personas que el pasado lunes 28 impidieron continuar con las obras de la presa El Zapotillo en el estado de Jalisco.

En un comunicado, el organismo dirigido por el panista José Luis Luege, quien aspira a gobernar el Distrito Federal, informó que, a través del organismo de Cuenca Lerma Santiago Pacífico (OCLSP)  impulsará “acciones legales en contra de las personas que resulten responsables de la invasión a los terrenos de propiedad federal”.

Argumentó que con el bloqueo se generan por día cuantiosas pérdidas millonarias, tanto para la empresa constructora, afectada en primera instancia, como para el erario público.

Lo que no menciona en su comunicado la Conagua es la sentencia del amparo 2245/2008 y su acumulado 2262/2008 del 31 de enero 2011, emitida por el Juzgado Primero de Distrito Auxiliar con residencia en Guadalajara, Jalisco, que ordena a ese organismo y a la Comisión de Aguas del estado de Jalisco la suspensión de las obras.

En cambio, subrayó que habitantes de la región “violentan el estado de derecho en uno de los proyectos más importantes de abastecimiento de agua potable”.

Ayer, alrededor de 150 ambientalistas bloquearon la entrada al sitio donde se construye la presa El Zapotillo.

En entrevista vía telefónica, el abogado del “Comité Salvamos Temacapulín, Acasico  y Palmarejo”, Guadalupe Espinosa, explicó que decidieron recurrir a esa medida “porque ya están cansados de engaños y de que no se cumpla con la ley.”

El litigante explicó que existe una orden judicial para frenar las obras de construcción y la Comisión Nacional del Agua  (Conagua) ha hecho caso omiso del mismo.

El pasado 31 de enero, la juez primera de distrito auxiliar, Martha Leticia Muro Arellano, ordenó –amparo 2245/2008 y su acumulado 2262/2008- a las Comisiones Nacional y Estatal del Agua suspender  la construcción de la presa, pues Temacapulín, Acasico y Palmarejo corren el riesgo de ser inundados al construirse el embalse.

Muro Arellano también pedía  se conceda a los pobladores el derecho de audiencia y se les informe cómo se verán afectados sus derechos de propiedad, pero los trabajos continuaron.

En este sentido, el abogado del Comité  subrayó que existe una  “obstinación por parte  de Conagua para cumplir sus compromisos políticos y económicos”, sin importar el futuro de los habitantes de estos pueblos.

Tras señalar que la toma del lugar será por tiempo indefinido, el abogado afirmó que  en la misma  participan no sólo pobladores de Temacapulín, sino organizaciones del Movimiento Mexicano de Afectados por la Presas de los estados de Oaxaca, Chiapas, Guerrero, Colima, Guanajuato y el Distrito Federal.

La presa El Zapotillo, que se levanta en el Río Verde, en las inmediaciones de los municipios de Cañadas de Obregón y Mexticacán, daría abastecimiento de agua potable a una parte de la zona metropolitana de Guadalajara, a Los Altos de Jalisco y a la ciudad de León, Guanajuato.

Incluye una cortina de 105 metros, un área de embalse de 4 mil 500 hectáreas y el acueducto de 145 kilómetros.

Con su edificación se abastecerían los poblados de Temacapulín, Acasico y Palmerejo y tendría un costo total de 8 mil 909 millones de pesos. Según el portal de Conagua,  se beneficiarían, además, 1.9 millones de leoneses y 316 mil habitantes de Los Altos de Jalisco.