Ataca Gadafi bastión rebelde; hay 32 muertos y decenas de heridos

viernes, 4 de marzo de 2011

MÉXICO, D.F., 4 de marzo (apro).- La Interpol emitió una alerta naranja para impedir que Muammar el Gadafi y 15 personas allegadas a él crucen la frontera de Libia.
En tanto, el presidente libio lanzó nuevos ataques en Trípoli contra rebeldes que estaban reunidos en una mezquita para hacer sus oraciones este viernes y sorprendió con un bombardeo a los que se encuentran en Bengasi, principal bastión de la oposición.
 Al menos 32 personas murieron y decenas más resultaron heridas, de acuerdo con estimaciones de fuentes médicas citadas por EFE.  
    Por la mañana, las policías de 188 países, miembros de Interpol, recibieron el informe sobre las medidas internacionales tendientes a facilitar la aplicación de las sanciones impuestas a Libia por la Organización de las Naciones Unidas (ONU), y colaborar con la investigación que realiza la Corte Penal Internacional (CPI) por los ataques perpetrados contra la población civil.
     Robert K. Noble, secretario general de la Interpol, dijo que la prioridad es proteger a la población civil y coordinar las acciones de los países miembros para asegurarse de que ninguno de los incluidos en la lista pueda salir de Libia, y que sus bienes permanezcan congelados fuera del país.
    Asimismo, destacó que los informes que envíen los cuerpos de seguridad de los países miembros se incluirán en las bases de datos de la Interpol, y servirán para la investigación de la CPI.
    Pese a esta medida, los ataques contra los opositores a Gadafi continuaron este viernes en Trípoli, la capital Libia, casi el único bastión bajo control del régimen.
    Desde temprano, fuerzas leales al líder libio colocaron retenes para revisar vehículos y disuadir a la población de participar en las manifestaciones contra el gobierno, convocadas al término de las acostumbradas oraciones de mediodía del viernes.
    Opositores al régimen reunidos en una mezquita de Tajura, ubicada en un distrito de Trípoli, planeaban hacer su protesta desde adentro del templo, pero finalmente decidieron hacerlo al terminar sus rezos.
    Miles salieron de la mezquita coreando “Libia libre” y “El pueblo quiere derribar al régimen”, pero fueron repelidos por las fuerzas pro Gadafi con gases lacrimógenos.
    Ante el temor de un nuevo ataque como el del viernes pasado, cuando las milicias gubernamentales dispararon contra los manifestantes y dejaron un número indeterminado de muertos y heridos, los manifestantes se dispersaron, aunque después volvieron a reagruparse para continuar las protestas.
    En tanto, prosiguieron los bombardeos de las fuerzas gubernamentales contra el puerto petrolero de Brega, controlado por los rebeldes, declaró a AFP un responsable del gobierno de Gadafi en Trípoli, quien pidió el anonimato.
    Según la cadena televisiva Al Jazeera, la información sale a cuentagotas del país libio, ya que a los periodistas extranjeros, invitados por el propio Gaddafi, se les impidió salir del hotel en el que se alojan para cubrir las manifestaciones.
También los servicios de Internet fueron interrumpidos en Trípoli y en la ciudad de Bengasi, bastión de los opositores en el oriente de Libia.
Entrada la noche, aproximadamente a las 19:00 horas de Libia, las fuerzas leales a Gadafi hicieron estallar un polvorín situado a 30 kilómetros de Bengasi con dos misiles, según testigos.
Testimonios de la prensa internacional y de algunas cadenas de televisión por satélite dieron cuenta del empleo de morteros, baterías antiaréreas, lanzacohetes antiblindados y RPG's de ambos lados. Según testigos 32 personas murieron hubo decenas de heridos.
    La oposición realizó otro combate sobre la localidad portuaria y petrolera de Ras Lanuf, al este de Trípoli. Según la cadena de televisión Al Jazeera la ofensiva fue exitosa y lograron tomar un acuartelamiento militar.
    No se dio una cifra de las bajas pero se informó que los civiles y combatientes heridos de ambos lados fueron trasladados a los hospitales de Brega, según la versión de los rebeldes.  

Comentarios