El PAN, responsable de regresión en México: Moreira

viernes, 4 de marzo de 2011

Querétaro, Qro., 4 de marzo (apro).- Luego de asumir formalmente la presidencia del Comité Ejecutivo Nacional del PRI, Humberto Moreira Valdés echó en cara al presidente Calderón su falta de liderazgo y acusó al panismo de llevar al país en reversa en los últimos diez años. Advirtió que este partido no teme a alianzas "impúdicas y espurias” entre PAN y PRD,  porque “las mayorías” quieren que el tricolor recupere la presidencia en el 2012.

Pero Moreira fue claro al asumir que esto sólo se logrará con unidad, pues está demostrado que cuando el PRI se divide o se desune, pierde. “Con unidad, no nos atemorizan”, afirmó, en el marco de la celebración del 82 aniversario del partido.

En este primer discurso que pronunció desde el podio del Centro de congresos, el exgobernador de Coahuila aseveró que quienes hoy pactan y se unen para denostar al PRI quieren que el pueblo se olvide de las aportaciones que éste hizo al país desde 1929, al fundar las instituciones del estado, en rubros como la democracia y la justicia social.

“Pero hoy el rostro de México es totalmente distinto”, ante lo que calificó como una falta de liderazgo del gobierno federal encabezado por el presidente Calderón.

“Hoy la brújula del gobierno federal parece perdida”, agregó, al señalar que la alternancia política en Los Pinos no llevó a una mejoría en el gobierno como la gente esperaba, sino a exhibir imprudencia e impericia.

“Hacia el interior (este gobierno) ha extraviado el rumbo”, expresó.

Esta falta de liderazgo ha repercutido en un crecimiento económico limitado en los últimos diez años, que ha tenido impactos negativos tanto en empresarios como en amas de casa.

Y reprochó al presidente Calderón que desde su posición no haya sido capaz de convocar a un gran acuerdo nacional. En lugar de ello, dijo Moreira, “usa la política para lograr ventajas electorales”.

Al tocar el tema de las alianzas, el nuevo presidente del CEN precisó que no se teme a “las relaciones espurias de quienes traicionaron sus orígenes, su trayectoria y su discurso por la vana ilusión de impedir las victorias” que son inevitables.

Dijo que alianzas como las que han formalizado el PAN y el PRD sólo tienen como propósito obstinarse en frenar lo inevitable: “Para que lo escuchen bien desde ahora, en el 2012 el PRI va a ganar la presidencia de la República”, gritó.

Con toda la élite priísta acompañándolos en el estrado principal del Centro de congresos del estado –un imponente inmueble edificado por el anterior gobierno panista- Moreira Valdés y María Cristina Díaz Salazar asumieron la presidencia y la secretaría general del CEN, respectivamente, de acuerdo con el dictamen de la elección que la Comisión de procesos internos del 8 de enero pasado, para el periodo 2011-2015.

 Ahí estaba la mayoría de los 19 gobernadores (incluyendo a los que tomarán posesión próximamente; el coordinador del senado Manlio Fabio Beltrones; el dirigente de la CTM Emilio Gamboa Pascoe, y el de la CNOP, Emilio Gamboa Patrón; los exdirigentes Mariano Palacios Alcocer y Fernando Ortiz Arana –ambos queretanos-; el exgobernador oaxaqueño Ulises Ruiz.

No pudo ser un acto más típico del PRI: multitudes acarreadas desde otros estados del país en autobuses que congestionaron y paralizaron por horas el tránsito en la autopista México-Querétaro; empujones y jaloneos en las puertas del Centro de congresos; música y baile popular en la explanada y una desorganización onerosa con hospedaje para los invitados en los hoteles de la ciudad, que fueron reservados en su totalidad a nombre del gobierno del estado.

Los gobernadores e invitados especiales arribaron al Centro de congresos en helicóptero, pues por tierra era imposible avanzar. Muchos debieron caminar el largo y empinado trecho de subida hasta la loma donde se ubica este inmueble, sede del evento.

Por esa vía, en camioneta con chofer, arribó Juanito, exjefe delegacional perredista en el DF, ahora arropado por el PRI. “El PT y el PRD me traicionaron, voy con el PRI”, dijo al pasar.

Coahuila y el estado de México compitieron por la porra más numerosa.

Humberto Moreira aseguró al final de su discurso que forma parte de una nueva generación de priístas “que no quieren volver al pasado”.