Ubican narcofosa en Zacatecas; buscan a cazadores de Guanajuato

viernes, 4 de marzo de 2011

GUANAJUATO, GTO., 4 de marzo (apro).- El procurador de Zacatecas, Arturo Nahle García, informó que este día fue localizada una fosa con restos humanos en el municipio de Joaquín Amaro, los cuales ya son analizados ante la posibilidad de que correspondan a los ocho cazadores leoneses desaparecidos en esa localidad a principios de diciembre.
    Nahle García explicó lo anterior durante una visita efectuada a esta entidad para reunirse con su homólogo guanajuatense, Carlos Zamarripa Aguirre, y con los familiares de los ocho cazadores, de los cuales hasta el momento no hay rastro alguno.
    Según el procurador, desde que se reportó la desaparición del grupo que viajó desde León a un rancho cinegético de Zacatecas el 4 de diciembre pasado, la dependencia a su cargo no ha dejado de efectuar diligencias y pesquisas encaminadas a localizarlos.
    Por ello, la investigación llevó a la localización de una fosa en Joaquín Amaro, al sur de Zacatecas, cuyos policías municipales fueron responsables del secuestro de los leoneses –comerciantes de calzado todos ellos-- y de entregarlos posteriormente a un grupo armado, presumiblemente a Los Zetas, en una gasolinera en las inmediaciones de la capital.
    En una conferencia de prensa conjunta de ambos procuradores, Arturo Nahle explicó que se envió a un grupo de peritos para efectuar los análisis del contenido de la fosa, a fin de descartar –o confirmar-- que se trate de los cuerpos de los ocho leoneses.
    Y aclaró que hasta el momento tiene la obligación de presumir que siguen vivos y continuar en su búsqueda, pese a que ésta se complica no sólo por la falta de pistas, sino por la extensión y características del territorio estatal.
    Sostuvo que no hay impunidad en el caso, pues aunque no se les ha encontrado, sí se detuvo, arraigó y consignó formalmente a siete policías municipales de Joaquín Amaro.
    “Tenemos pruebas contundentes de su participación en estos hechos delictivos: Antonio Martínez, El Tongas, los identificó plenamente; se cuenta también con el video de una gasolinera donde se ve cuando los policías entregan al grupo de cazadores a otros hombres, presuntos miembros de Los Zetas. Y tenemos su confesión”, dijo el procurador zacatecano.
    Por ello, indicó, en su momento se pedirá al juez les dicte la pena más alta prevista en la legislación de esa entidad, sobre todo porque todos eran funcionarios responsables de cumplir funciones de seguridad.
    “Aunque los cazadores no fueran localizados, los elementos son suficientes para castigar a estos exservidores públicos”, insistió Nahle.
    Carlos Zamarripa indicó que en el prolongado encuentro que sostuvieron ambos con los familiares de los desaparecidos, se les detalló pormenorizadamente el trabajo de investigación y se entregó una copia certificada del expediente a las autoridades guanajuatenses.