Condenan diputados prohibición de minifaldas en Huatulco

martes, 8 de marzo de 2011

MÉXICO, DF, 8 de marzo (apro).- La prohibición del alcalde de Huatulco, Oaxaca, en el sentido de que las mujeres se abstengan de usar minifalda, escotes o rubor de labio de color fuerte, llegó a la Cámara de Diputados, en donde se aprobó un “fuerte extrañamiento” a los gobiernos municipales que pretenden violentar los derechos humanos y garantías individuales de las mujeres.
    Antes de ser avalado el extrañamiento, el tema provocó malestar entre panistas y priistas, así como del presiente de la Mesa Directiva en turno, el priista Amador Monroy Estrada.
    La discusión inició cuando la legisladora del PRI por Oaxaca, Margarita Liborio, intentó denunciar la prohibición del presidente municipal de Huatulco, Lorenzo Lavariega, justo cuando se votaba un dictamen.
    En lo que sucedían las votaciones, la legisladora pidió la palabra: “Señor presidente, aprovechando el marco del Día Internacional de la Mujer, quiero hacer un fuerte reclamo al presidente municipal de Santa María Huatulco.
    “Se trata de un presiente emanado o producto de las grandes alianzas que se están haciendo en todos los estados. Hago el reclamo a nombre de todas las mujeres que están sintiendo y que son trabajadoras del municipio de Santa María Huatualco, pues cómo es posible que en pleno siglo XXI, con la libertad que hay para todas las mujeres, el presidente municipal esté prohibiendo que se pinten los labios de colores fuertes, que usen minifalda, que usen ropa escotada y, además, está pidiendo que cuiden su forma de caminar para no provocar a nadie. Además le pido….”, y en ese momento su micrófono fue apagado por órdenes del presidente en turno de la Mesa Directiva.
    En eso, el panista Javier Corral pidió la palabra para espetarle al priista: “Sólo para solicitarle que se comporte como presidente”.
    En respuesta, Amador Monroy soltó: “No sé cuál sea su criterio y si usted está atento al desarrollo de mi función”.
    De nuevo, Corral reviró: “Lo conminamos a que se comporte como presidente de la Mesa Directiva de la Cámara de los Diputados”.
    Molesto, el priista respondió: “Yo le conmino a usted, diputado, a que se conduzca sólo como diputado”.
    Ya enojado, Corral devolvió: “Compórtese. No sea cómplice. Compórtese”.
    Y del otro extremo del salón de sesiones, la priista de Oaxaca, Margarita Liborio, que abrió el tema, pedía la palabra desesperadamente. Y el presidente de la Mesa le decía: “Al término de la votación”, sin dejarla pronunciar palabra.
Del lado de la fracción del PAN, los legisladores gritaban desaforados: “¡Marín, Marín, Marín!”, en alusión a que el presidente de la Mesa asumiera su cargo y relevara en ese momento a quien había dejado de suplente.
    Marín concedió, subió a la presidencia y le dio la palabra a la oaxaqueña.
    “En este momento, señor presidente, compañeros diputados, el Día Internacional de la Mujer, las mujeres trabajadora del municipio de Santa María Huatulco, están seriamente molestas y sentidas; ahí es donde nos debemos solidarizar todas las mujeres y, además, exigir el respeto a los varones. No es posible que el presidente municipal les esté prohibiendo que usen minifialda, que se pinten los labios de colores muy fuertes, que no pueden usar escotes, no pueden usar tirantes. Yo creo que eso no puede ser.
    “Estamos en la costa de Oaxaca, ahí esta Santa María Huatulco, y por eso le pido, señor presidente, se haga un severo extrañamiento en contra del presidente municipal de Santa María Huatulco. Muchas gracias”, dijo Margarita Liborio.
     La legisladora fue secundada por diputadas del PRD, quienes se ofrecieron a redactar el pronunciamiento a petición del presidente de la Mesa Directiva.
    Enoé Uranga fue la encargada y quien leyó:
    “En el marco del Día Internacional de la Mujer, la Cámara de Diputados manifiesta su absoluto rechazo a todas las formas de discriminación contra las mujeres, subraya que la misoginia, y más aún si ésta pretende ser institucionalizada, es violatoria de la Constitución.
    “Por ello, exhorta a todos los niveles de gobierno a que las políticas públicas que impulsen tiendan a promover la igualdad entre los sexos y en consecuencia a revertir el estigma contra la presencia pública de las mujeres. En particular manifestamos un fuerte extrañamiento a los gobiernos municipales de toda la República que pretendan restringir el derecho de las mujeres a vestir y elegir la imagen que libremente decidan”.
    El extrañamiento fue aprobado, así como su publicación en los medios de comunicación y la entrega personal de la condena al alcalde de Huatulco.

Comentarios