Guerra de demandas entre Telmex y televisoras

miércoles, 9 de marzo de 2011

MÉXICO, D.F., 9 de marzo (apro).- El conflicto entre Teléfonos de México (Telmex) y las dos principales televisoras del país escaló este miércoles, luego de que la empresa propiedad de Carlos Slim presentó ante la Comisión Federal de Competencia (CFC) tres demandas, una de ellas contra Televisa y TV Azteca, por incurrir en prácticas monopólicas absolutas en los mercados de televisión y telefonía.
    Javier Mondragón, director jurídico de Telmex, detalló que la segunda querella se interpuso contra las empresas de telecomunicaciones por cable, por haberse "repartido el mercado" en todo el país, y la tercera contra las televisoras que le han negado a Telmex el acceso al mercado de la publicidad.
    Mondragón afirmó que el “duopolio televisivo”, a las que acusó de haberse repartido el mercado para no competir entre sí, "está tratando de utilizar la fuerza que tiene en un insumo indispensable para todas las compañías de México, que es la publicidad".
El directivo aseguró que con esa estrategia, las empresas no sólo pretenden excluirlos del mercado de video, sino también del mercado de la telefonía, para lo cual utilizan comentarios agresivos.
Y agregó que el hecho de que se pusieran de acuerdo esas dos empresas hace que sea un acto de colusión, y es por eso que están interponiendo las demandas correspondientes ante la CFC.
    La medida tomada por la empresa de Carlos Slim contra Televisa y TV Azteca se da a una semana de que operadores de telecomunicaciones inconformes por las tarifas de interconexión de Telmex y Telcel formalizaron la creación de un bloque para exigir que las empresas de Grupo Carso reduzcan o eliminen sus tarifas de interconexión.
Su propuesta, consideraron, ayudaría a reducir los costos de los servicios de telecomunicaciones, lograr pagos justos, obtener ahorros mínimos de 73 mil 500 millones de pesos para los usuarios y mejorar la calidad.
En respuesta, el vocero de Grupo Carso, Arturo Elías Ayub, declaró que Telcel y Telmex no están dispuestas a dejar de cobrar por la interconexión, porque sería equivalente a regalar su red y los miles de millones de dólares que ha invertido en ella.
En el bloque para exigir que las empresas de Grupo Carso reduzcan o eliminen sus tarifas de interconexión participan: Axtel-Avantel, Nextel, Televisa con sus filiales Bestel, Cablemás, Cablevisión, Sky, Cablevisión de Apatzingán; Grupo Salinas con sus empresas Iusacell y Unefon; Marcatel, Megacable, Nextel y filiales de algunas de estas como Cosmored, Grupo Matsa, Telecab, Telecable, Telecable del Grullo, Telecable de Tierra Caliente, Televisión de Teocaltiche, Televisión Internacional; Total Play, TC cable Central Mexicano, TV Uruapan y Videocable.
Más tarde, operadores de telefonía móvil presentaron una denuncia ante la propia CFC contra Telcel y Telefónica. La denuncia fue acompañada de dos peticiones para investigar a las empresas propiedad de Slim, quien, por cierto, recuperó el lugar número uno en la lista de los hombres más ricos del mundo, según la reciente edición de la revista Forbes.
 Francisco Borrego, representante jurídico de Grupo Salinas, explicó que la denuncia tiene el propósito de que la CFC investigue sobre hechos que consideran conductas monopólicas absolutas de Telcel y Telefónica.
"Pretendemos que investigue si es una colusión entre Telefónica y Telcel, si es una colusión para fijar un precio más alto en telefonía móvil y si es una conducta monopólica absoluta y si hay consejeros cruzados y si llevan a cabo conductas monopólicas absolutas y por qué Telefónica dejó de ser combativo en materia jurídica contra Telcel y si hay un acuerdo panregional ", comentó el directivo.
Las empresas denunciantes son: Operbes, Besfon, SOS Telecomunicaciones, Comunicaciones Celulares de Occidente, Sistemas Telefónicos y Portátiles Celulares, Telecomunicaciones del Golfo, Operadora Unefon, Marcatel, Axtel y Avantel.
Nextel no aparece en la querella.