Los favores del Poder Judicial a Azcárraga Jean y a Televisa

miércoles, 9 de marzo de 2011

MÉXICO, D.F., 9 de marzo (apro).- Televisa ha aprovechado el escándalo generado en torno al documental Presunto Culpable para rasgarse las vestiduras en sus espacios informativos sobre las irregularidades en los procesos judiciales, pero ha evitado mencionar que ellos mismos han sido beneficiados por el entorno del Poder Judicial del Distrito Federal.

El favor más reciente del Consejo de la Judicatura del Distrito Federal para la empresa de Emilio Azcárraga Jean fue el relevo de 12 jueces, el pasado 3 de marzo, incluyendo el de Yolanda Morales Romero, jueza sexagésima segunda de lo civil, quien había llevado hasta esta fecha el juicio promovido por Paula Cussi Presa Matute, la última esposa de Emilio Azcárraga Milmo en contra de su heredero por incumplimiento del reparto de la sexta parte de la fortuna de El Tigre.

El polémico juicio, que lleva más de cuatro años, ha estado lleno de incidentes y accidentes, pero hasta antes de su cambio la jueza Morales Romero había desahogado muchas de las pruebas y de los documentos aportados por la parte acusadora en los que se demuestra que hubo una “maquinación”  y una “simulación mercantil” para despojar a Paula Cussi de la sexta parte que le correspondía de las acciones legadas por Azcárraga Milmo, divididas en las empresas Grupo Televicentro, Grupo Televisa y Grupo C.

El juicio estaba resultando más que incómodo para Azcárraga Jean. Comenzó a ventilarse la existencia de empresas off shore y de un sinnúmero de irregularidades cometidas por los albaceas testamentarios, Julio Barba y Rubén Fuentes Colín, para lograr que de forma irregular el principal heredero de El Tigre lograra despojar de la sexta parte de su herencia a Cussi.

De acuerdo con el abogado César Méndez, quien encabeza la parte acusadora de Cussi, la jueza Morales Romero había logrado avanzar, a pesar de los múltiples obstáculos interpuestos por la defensa de Televisa.

“Ahora tendremos que volver a empezar, justo cuando estábamos en vísperas de que se emitiera un fallo”, afirmó Méndez.

En lugar de la jueza Morales Romero estará Haydeé de la Rosa García, quien era jueza trigésimo sexta de lo Civil del Tribunal.

Los trece cambios informados en el Boletín Judicial No. 43 son considerados como algo sumamente irregular y extraordinario porque implican frenar muchos de los juicios en curso.

La “amenaza” de bomba

Antes del cambio de la jueza ocurrió un suceso por demás extraño. El lunes 21 de febrero estaba agendada la comparecencia de Paula Cussi en las instalaciones de la presidencia del Tribunal Superior de Justicia del Distrito Federal. Cussi y sus abogados llegaron puntuales a la cita. Ella estaba preparada para aportar su testimonio y las pruebas claves en el juicio.

De pronto, hubo una “amenaza de bomba” que provocó el desalojo de todo el personal civil y administrativo del tribunal, así como la suspensión de las diligencias que se desahogaban ese día.

La jueza Morales Romero les propuso a las partes que para agilizar la diligencia se trasladaran a su juzgado, a unas tres cuadras de las instalaciones del Tribunal Superior de Justicia del DF. Los abogados de Televisa se negaron rotundamente a este cambio de oficina.

Cussi no pudo declarar. La cita se pospuso hasta finales de abril. Pero, ahora, con el cambio de jueza es muy probable que Televisa no sólo gane tiempo sino también ejerza mayores presiones a favor de sus intereses.

Por supuesto, estas irregularidades no se mencionan en su campaña mediática contra el Poder Judicial, a raíz del caso de Presunto Culpable.