En EU, "profundamente preocupados" por la narcoviolencia: Napolitano

viernes, 1 de abril de 2011

WASHINGTON, 1 de abril (apro).- Janet Napolitano, secretaria de Seguridad Interior de Estados Unidos, dijo que el gobierno del presidente Obama y ella, en particular, están “profundamente preocupados” por la narcoviolencia que priva en México, especialmente en la franja de la frontera común.
“Estamos, y yo estoy, profundamente preocupados por la violencia de los cárteles de las drogas en México, y debemos aceptar la naturaleza tan seria de la batalla que se libra en territorio mexicano respecto a los cárteles”, declaró Napolitano al participar en un  foro organizado por la Cámara Hispana de Comercio de Estados Unidos, para hablar sobre la seguridad en la frontera, y la facilitación del flujo comercial y turístico.
Napolitano, quien esta misma semana aseguró que la frontera sur de su país esta muy segura, manifestó que la zona limítrofe con México, es un punto en el cual el gobierno de Obama invertirá muchos esfuerzos, y recursos económicos y humanos, para prevenir el contagio de la narcoviolencia mexicana.
“La frontera simplemente no es la misma a la que se tenía hace dos años o un año, en términos de la presencia de personal de vigilancia y tecnología”, subrayó Napolitano.
La secretaria de Seguridad Interior subrayó que para contrarrestar la situación de narcoviolencia en México, Estados Unidos está dando la asistencia que solicita el gobierno mexicano, tomando en cuenta que los cárteles del narcotráfico buscan socavar la aplicación de las leyes en los estados de la frontera norte mexicana.
“Sigue siendo un reto y una preocupación el resguardar muy bien la frontera contra el contagio y tipo de violencia, plagada en México en los últimos años”, subrayó la secretaria Napolitano.
Durante la sesión de preguntas y respuestas, Napolitano se negó a hacer comentarios sobre el proyecto de ley del legislador republicano del estado de Texas, Michael McCaul, en el cual se propone declarar como “grupos terroristas internacionales” a los principales cárteles del narcotráfico mexicanos: La Familia Michoacana, el de los Beltrán Leyva, el de los Arellano Felix, el del Golfo, al de Sinaloa y a Los Zetas.
Por encima del reto y preocupación que significa para Estados Unidos la posibilidad de contagio de la narcoviolencia mexicana, el gobierno de Obama sostiene que las “comunidades más seguras” de la Unión Americana se ubican, precisamente, en la zona limítrofe con el territorio mexicano.
En el foro de la Cámara Hispana de Comercio, Napolitano insistió en que el control de la frontera sur de su país, es una garantía por el número de agentes que tienen designados a la supervisión del tráfico de autos que va hacia México, y para contener el ingreso a Estados Unidos de cualquier droga, y de inmigrantes indocumentados.
“Y hemos comenzado a revisar el trafico hacia el sur de trenes y vehículos, para identificar y localizar armas ilegales y dinero que ayuda a fomentar el poder de los cárteles”, anotó.
Además del personal humano, de los recursos económicos y de infraestructura con la tecnología más avanzada, el Departamento de Seguridad Interior destacó el uso de “aviones a control remoto de la clase Predador”, para supervisar y vigilar por aire la zona limítrofe que va desde California hasta el Golfo de México en le estado de Texas.