Viernes sangriento en Nuevo León: ocho acribillados

viernes, 1 de abril de 2011

MONTERREY, NL., 1 de abril (apro).- Ocho personas fueron ejecutadas en el transcurso de la tarde de este viernes, en varias balaceras en la zona metropolitana de Nuevo León.

En el primer incidente, a las 15:00 horas un comando armado persiguió a dos hombres que se transportaban en un auto Concorde guinda con placas de la entidad, en la colonia Constituyentes de Querétaro, de San Nicolás. Los agresores los coparon y los acribillaron en la calle Salvador Álvarez entre Antiguo Camino a Apodaca y Carlos Ramírez.

Las dos personas no identificadas quedaron en los asientos del piloto y el copiloto. Frente al auto que se impactó contra un árbol quedaron numerosos casquillos percutidos de armas largas.

Minutos después en el mismo municipio y a solo unas cuadras de ahí, un joven que caminaba fue perseguido por los ocupantes de un auto, y fue acribillado cuando se intentó refugiar en un expendio de cervezas en el cruce de Hugo Murrieta y Luis M. Rojas, de la colonia Peña Guerra.

Se presume que, por la cercanía, los dos hechos tienen conexión.

A las 15:40, en la colonia Tierra y Libertad, al norte de Monterrey fueron acribillados cuatro hombres jóvenes, entre los que fueron identificados dos hermanos conocidos como Kilo y Yiyo.

Los dos y otro muchacho se encontraban de pie en la calle Cajeme cuando fueron asesinados a balazos por hombres que les dispararon desde un auto. Los cadáveres quedaron tirados desangrándose en la banqueta.

Minutos después se reportó que otro joven había sido balaceado y muerto en la cercanía de esa área, aunque no se precisó si también fue atacado junto a los otros tres de la calle Cajeme.

A las 16:20 en la colonia El Porvenir, al norte de la ciudad capital, un hombre identificado como Jonathan Rodríguez, de 16 años, fue privado de la vida a balazos cuando caminaba con una adolescente quien era aparentemente su novia.

Rodríguez fue alcanzado por varias personas que lo abatieron en la calle en presencia de la chica, quien resultó ilesa.

Para tender cada uno de los hechos, acudieron decenas de elementos de la Agencia Estatal de Investigaciones, con el propósito de evitar que los cadáveres de las víctimas fueran plagiados, como ha ocurrido en otras ocasiones.

Esta vez no hubo incidentes durante los levantamientos.