Buscan a 36 guanajuatenses entre cadáveres de Tamaulipas

domingo, 10 de abril de 2011

GUANAJUATO, Gto., 10 de abril (apro).- La Procuraduría de Justicia de Guanajuato tiene hasta el momento un reporte de 36 guanajuatenses que desaparecieron al viajar  a fines de marzo desde Celaya hasta Tamaulipas con el propósito de cruzar la frontera a Estados Unidos de Norteamérica, cuya identidad se está verificando entre las víctimas encontradas en las narcofosas del ejido La Joya, en Tamaulipas.

            El Procurador Carlos Zamarripa Aguirre informó que en el transcurso del sábado se recibieron 15 nuevas denuncias de familiares de personas que desaparecieron entre el 23 y el 25 de marzo, con las cuales aumenta a 36 el número de migrantes que viajaron en 3 salidas distintas desde la central camionera de Celaya con destino a la frontera en Tamaulipas, y que desaparecieron en esa entidad.

            Se trata de migrantes originarios de comunidades de los municipios de Celaya, Irapuato, Salvatierra, Salamanca y municipios del norte del estado.

            De acuerdo al testimonio de uno de los viajeros que iba en el grupo, a la altura del municipio de San Fernando los autobuses fueron detenidos por hombres armados, los cuales subieron a las unidades y seleccionaron a algunos de los pasajeros para obligarlos a bajar, luego de lo cual obligaron a los choferes a continuar el recorrido.

            Zamarripa admitió que hasta el momento, con la información que se tiene en las averiguaciones y los datos proporcionados por los familiares, personal de la Procuraduría de Guanajuato ha encontrado coincidencias en algunos cuerpos que podrían corresponder a los guanajuatenses desaparecidos por el vestuario, la estatura y características físicas descritas en la media filiación de los desaparecidos.

            Sin embargo, el funcionario aclaró que será el cruce del perfil genético (ADN) el que determine si los cuerpos corresponden a los guanajuatenses o no.

            “De acuerdo a las fichas que hemos mandado a Averiguaciones previas, es muy probable que se estén identificando varios cuerpos hoy mismo. Me han dicho que están trabajando a marchas forzadas por el estado de descomposición que tienen los cuerpos, y la mayoría tendrán que ser identificados a partir de perfiles genéticos; se requiere tiempo para tener la corroboración oficial”, explicó Zamarripa.

            Aunque el funcionario aclaró que según la información que se tiene de las autoridades tamaulipecas, es claro que los cuerpos encontrados en San Fernando fueron asesinados y enterrados muy recientemente, “cosa de días”.

            Por otra parte, el área de Atención a víctimas de la Procuraduría elaboró un registro de contacto con los familiares de los desaparecidos, algunos de los cuales han requerido de apoyo sicológico proporcionado por personal de esa dependencia, informó el procurador guanajuatense.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Comentarios