Brigadistas dejan incendio para construir una pista a Calderón

martes, 12 de abril de 2011

MÉXICO, D.F. 12 de abril (apro).- El domingo 10, mientras las llamas, incontenibles, consumían casi 100 mil hectáreas de bosques en Coahuila, 100 brigadistas de la Comisión Nacional Forestal (Conafor) que trabajan en labores de sofocación, fueron relevados y puestos a las órdenes del Estado Mayor Presidencial para improvisar una pista de aterrizaje y un helipuerto cerca del área siniestrada.
    Mientras las llamas avanzaban, los brigadistas trabajaron 48 horas bajo las órdenes del Estado Mayor Presidencial para que Calderón y su comitiva pudieran aterrizar cerca de la zona durante la gira que realizaría este martes por la zona siniestrada.
    Brigadistas de la Conafor dijeron a la agencia Apro que la gira presidencial resultó contraproducente, ya que las previsiones para recibirlo los distrajeron del combate al fuego.
    Luego de 48 horas de trabajo en el desmonte, limpieza y coadyuvancia en el establecimiento de un perímetro de seguridad, aumentó la frustración y molestia de los empleados federales, convertidos en jornaleros de la construcción, pues la nave en la que iba Felipe Calderón no aterrizó, sólo realizó un sobrevuelo.
    “Dejamos de andar en lo nuestro, que es el incendio forestal –porque para eso nos contratan–, por andar a las órdenes de este señor que mero al último ni usó la pista”, dijo a Apro uno de los trabajadores.

“Hasta la última brasa”
Luego de realizar un sobrevuelo por el área siniestrada –que se localiza en la región carbonífera de Coahuila–, Calderón presidió una reunión de evaluación, donde pidió la colaboración de las autoridades locales; y adelantó que los incendios forestales podrán controlarse en un período no menor a 18 días.
    Asimismo, prometió destinar todos los esfuerzos necesarios para apagar “hasta la última brasa” de los incendios forestales que han consumido alrededor de 100 mil hectáreas en Coahuila.
    Diez días después de la alerta por la voracidad del fuego, arribaron a la entidad unos 200 soldados para reforzar los trabajos, y posteriormente lo hicieron 80 policías federales.
    En total hay mil 200 brigadistas, 800 de los cuales participan directamente en el control del incendio y el resto en funciones de coordinación y suministros.
    La zona siniestrada, mayoritariamente de matorral y flora semidesértica, consumió alrededor de 100 mil hectáreas desde el 16 de marzo a la fecha.
    De acuerdo con el secretario de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat), Rafael Elvira Quesada, en el país se tiene registro de 5 mil 743 incendios, que hasta el momento han consumido casi 156 mil hectáreas, la mayor parte en el estado de Coahuila.

Comentarios