Detienen a 23 migrantes en Chihuahua

jueves, 14 de abril de 2011

MÉXICO, D.F., 14 de abril (apro).- Un grupo de 23 migrantes indocumentados vio frustrada su ilusión de llegar a Estados Unidos tras ser interceptado por la Policía Federal en Parral, Chihuahua.
    La detención se dio gracias a una llamada anónima, el miércoles 13 en un operativo conjunto entre agentes del Instituto Nacional de Migración, de la Policía Federal y la Policía Municipal que detuvo a los migrantes, entre ellos dos mujeres y algunos menores de edad.
Viajaban en un autobús de la línea Chihuahuenses y fueron ubicados en su trayecto por agentes de la Policía Federal de Caminos, quienes alertaron a las locales para que estuvieran pendientes a su arribo.
    Aproximadamente a las 16:00 horas del miércoles, unos 30 policías municipales y federales llegaron a la central camionera de la ciudad de Chihuahua, donde ya esperaban a los migrantes centroamericanos y sudamericanos.
    No se dio a conocer la nacionalidad exacta de los detenidos quienes al no poder acreditar su estancia en México fueron trasladados a las instalaciones locales del INM para iniciar los trámites de deportación.
Personal de la subdelegación de la Procuraduría General de la República también estuvo presente en la detención que se llevó a cabo en la central camionera, pero ninguna ésta ni el INM dio información oficial del caso ni del estado físico de los migrantes.
La detención se dio justo el mismo día en que la Organización de las Naciones Unidas (ONU) y la Red Sin Fronteras entregaron sendos informes en los que destacan que las violaciones a derechos humanos y las irregularidades dentro de las estaciones migratorias no han cesado.
Un apartado del informe del Comité de Protección de los Derechos de Todos los Trabajadores Migratorios y de sus Familiares de la ONU, destaca las malas condiciones de algunos centros de internamiento de indocumentados en los que se realizan tratos inhumanos, hay hacinamiento y carecen de atención médica.
Dicho comité integrado por 14 expertos examinó la semana pasada las condiciones en que opera México y en su informe relatan que trabajadores migrantes indocumentados afirmaron haber sido torturados maltratados y en algunos casos tuvieron que convivir con los autores de estas violaciones.
    También el reporte de la red Sin Fronteras, que agrupa a más de 40 organizaciones no gubernamentales, que en su investigación de campo de este año se centró en las estaciones migratorias de Iztapalapa, en el DF, y la de Tenosique, en Tabasco, sostiene que las irregularidades en esos centros “persisten”.
    Denuncian que no se informa a los migrantes sobre su situación, son discriminados por su nacionalidad y capacidad económica, no reciben un trato digno, se limita su acceso a llamadas telefónicas y carecen de una adecuada atención sociológica, psicológica y médica.
    Según el informe, todo ello y la incertidumbre sobre el tiempo que permanecerán encerados exacerba los síntomas de ansiedad, depresión y agresión de los migrantes detenidos.

Comentarios